Comparte este artículo:

Una sonrisa sin dientes es algo muy común cuando los niños tienen entre 6 y 7 años, pues es la época en la que los dientes de leche se caen para dar paso a los permanentes que van a acompañarlos por el resto de la vida. Explícale a tus hijos la importancia del cambio de dientes.

Los dientes flojitos y el famoso personaje del Ratón Pérez, aparecen cuando tus hijos lleguen a los 6 y 7 años de edad. El juego de que el ratón trae un regalo a cambio de un diente, es una buena forma de hacer que tu hijo vea a esta etapa como algo divertido. Por lo general las niñas pierden los dientes antes que los niños y la caída de todos los puede durar hasta los 12 o incluso 13 años de edad.

Un dato curioso es que los dientes se caen por lo general en el orden en el que salieron: los dos incisivos de abajo primero, y luego los de arriba. Luego se caen los caninos (colmillos) y luego los molares (las muelas).

El cambio de dientes puede ser un período emocionante para muchos niños, pero otros lo pueden tomar con nerviosismo. Es importante que los calmes, que les expliques que se están volviendo grandes y que el cambio de dientes es parte normal del proceso. Además, la caída de los dientes de leche y la salida de los permanentes es un momento oportuno para inculcarles a tus hijos la importancia de tener un cuidado dental apropiado durante toda la vida. Entre los consejitos que puedes darles a tus hijos para que tengan unos dientes sanos, están los siguientes:

  • Enséñales sobre la importancia de lavarse los dientes después de cada comida para mantenerlos limpios y evitar las caries. Puedes cepillarte con ellos para indicarles cómo.

Recuérdales a tus niños que con el cambio de dientes aparecen los permanentes, que tienen que durar toda la vida y que deben cuidarlos para tener siempre una sonrisa sana y bonita.

 

Imagen © iStock / Zurljeta

Comentarios