Comparte este artículo:

La obesidad infantil

Si los padres entendieran la obesidad infantil y que sus hijos obesos pueden desarrollar niveles elevados de colesterol malo, seguramente tomarían acciones inmediatas. Según la Organización Mundial de la Salud ha habido un incremento de niños con sobrepeso multiplicándose por 10 en los pasados 40 años. Esto es alarmante y todo padre debe tomar acción para cambiar este incremento en una audiencia tan vulnerable como los son los niños.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia que produce el hígado y que tiene una textura muy parecida a la cera. Esta sustancia en exceso se acumula en las paredes de sus arterias dificultando la circulación de la sangre, en algunos casos bloqueando completamente el hígado de los niños. En condiciones normales, puede producir hasta mil miligramos de colesterol al día. ¿Te imaginas si a esto le añades helados, bebidas azucaradas y hamburguesas con queso y tocineta? Esto es agravado aún más tomando en cuenta las horas que tus hijos permanecen frente al televisor o la computadora sin ningún tipo de actividad física al día.

Actuar lo antes posible

Si tus hijos sufren de obesidad infantil actúa lo antes posible. No esperes a que las libras y la grasa se sigan acumulando y los niveles elevados de colesterol en la sangre les puedan ocasionar problemas en su corazón y en su sistema cardiovascular más adelante que pueden llegar a ser graves.

Trabaja con tus hijos para que lleven una dieta sana y para que hagan ejercicio y así podrás prevenir reducir o evitar la obesidad infantil.

Comentarios