Comparte este artículo:

iStock_000002031058XSmall_Stock Shop Photography LLCPor Nancy Neirick, M.S., R.D.

Si estas tratando de perder peso y deshacerte de esa “llanta” o la barriga, a lo mejor has pensado matarte de hambre en tu intento de ahorrar calorías.  Pero ¿sabias que este método puede ser contraproducente? ¿Te parece increíble? Sigue leyendo para que entiendas por qué es importante comer para perder peso.

Muchas personas no desayunan, comen sólo dos comidas, o están muertos de hambre cuando deciden que quieren perder peso. En vez de este método loco, come a tus horas para mantener a las hormonas bajo control, además de esta forma previenes caer en tentaciones.

Las dos hormonas que tienes que tener bajo control son la grelina y el péptido YY (que se abrevia PYY, por sus siglas en inglés) .

La grelina es una hormona que producimos en nuestro estómago.  Cuando los niveles de grelina están altos nos morimos de hambre. Por si fuera poco, esta hormona no nos deja que quememos la grasa alrededor de la pancita. (Ay, ay, ay…).

Por el otro lado, la hormona péptido YY nos quita el apetito y nos hace comer menos.  De acuerdo a los estudios, los niveles del péptido YY son mas bajos en las personas obesas que en las personas de peso normal.

La pregunta es: ¿Cómo mantenemos a estas hormonas tranquilas?  ¡Muy simple! Come mini comidas cada 3 horas antes de que estas 2 hormonas se despierten y hagan un desastre en tu cuerpo.

A lo mejor no vas a tener hambre y vas a querer omitir comidas.  Omitir comidas es lo peor que puedes hacer.  Tienes que comer a tus horas de todas maneras, si quieres estrenar nuevo bikini este verano…

Te aseguro que si te adhieres a este horario y comes comidas pequeñas y balanceadas cada tres horas, vas a poder controlar tu peso y las comidas que van a tu pancita.

¿Que es una comida pequeña balanceada?  Aquí tienes un ejemplo: 2 onzas de carne magra como: pechuga de pollo, pescado o pavo, ½ taza de arroz integral y ½ taza de brócoli o 2-3 onzas de pavo, 1 rebanada de pan integral y tomate y lechuga o una fajita de pollo, ½ taza de brócoli y salsa al gusto.  ¡Que rico!

¡Anímate, come para perder peso y dile adiós a la pancita!

Imagen © iStockphoto.com / Stock Shop Photography LLC

Comentarios