Comparte este artículo:

Una reacción alérgica súbita y severa ante una sustancia irritante (o alérgeno), requiere acción inmediata, pues pone en peligro la vida. Puede ocurrirte a ti, a un  miembro de tu familia o a un compañero de trabajo, por lo que conviene que sepas cómo actuar sin perder ni un minuto.

Cuando una persona sufre de alergias, su sistema inmunológico reacciona ante ciertas sustancias (alérgenos), liberando unos químicos que son los que provocan los síntomas comunes asociados con las alergias: el estornudo, la tos o la picazón en los ojos.

¿Qué es una reacción alérgica grave?

Pero hay reacciones alérgicas mucho más graves y severas que pueden incluso, poner en peligro la vida y son las que se conocen como reacciones anafilácticas.  Los alérgenos que las provocan pueden ser los mismos que los que producen una reacción alérgica ligera o moderada, pero en el caso de la anafilaxia o anafilaxis, los desencadenantes producen reacciones más rápidas y severas que pueden llegar a ser mortales, ya que ponen en peligro a varios órganos del cuerpo. La forma clásica es en la que se ha estado expuesto al alérgeno (aquello a lo que se es alérgico) antes, y se está expuesto nuevamente. Esto produce los síntomas respiratorios, cardiovasculares, neurológicos, en la piel, etc.

Los alérgenos más comunes suelen ser los siguientes:

  • Picaduras de insectos, como las abejas, avispas u hormigas
  • Alimentos: la leche, los huevos, los mariscos (camarones o langosta), algunos pescados (como el salmón o el bacalao), así como las nueces o semillas (los cacahuates o maníes, pistaches, por ejemplo)
  • Medicamentos como algunos antibióticos (la penicilina, por ejemplo), pueden causar una reacción anafiláctica. Un estudio publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology, reportó que los medicamentos fueron la causa principal de las reacciones anafilácticas, así como del 59 por ciento de las muertes asociadas con la anafilaxis en los Estados Unidos (entre el 1999 y el 2010).  Las personas adultas y los de la raza negra son los que tienen mayor riesgo de padecerla.

Lo importante es que sepas que, en teoría, cualquier persona que padece de alergias puede sufrir una reacción anafiláctica a los pocos minutos de estar expuesta a un alérgeno, o incluso, horas después.  Los síntomas pueden coincidir con los de una reacción alérgica habitual, pero afectan e impactan a todo el cuerpo y son mucho más intensos.  Los más peligrosos afectan al sistema respiratorio (cambia la respiración), el sistema cardiovascular (afectando los latidos del corazón y la presión arterial, por ejemplo).  Entre ellos se incluyen:

  • Dificultad para respirar cada vez mayor al estrecharse las vías respiratorias; la garganta se va sintiendo más y más “cerrada”
  • Tos y respiración sibilante (con silbidos)
  • Dificultad para hablar, ya que puede inflamarse la lengua
  • Presión en el pecho
  • Confusión y ansiedad
  • Pulso rápido, debilidad, mareo
  • Palpitaciones
  • Desmayo
  • Dificultad para tragar
  • Inflamación del rostro
  • Erupciones en la piel (pueden brotar por todo el cuerpo)
  • Picazón y enrojecimiento en los párpados
  • Náuseas, dolor abdominal, vómito y/o diarrea

Lo que debes hacer en caso de una reacción alérgica grave:

Si eres tú quien sufre la reacción alérgica con síntomas y/o signos de anafilaxia:

  • Llama al teléfono local de emergencia y pide asistencia médica de inmediato.
  • Pide ayuda a alguien a tu alrededor hasta que llegue el personal de emergencia
  • Aléjate de lo que te lo desencadenó (alérgeno) si es posible y si tienes una inyección de epinefrina (adrenalina) contigo, aplícatela en el muslo, o como indique el fabricante del medicamento
  • Después de recibir el tratamiento de emergencia, continúa en observación en el hospital el tiempo que te indiquen.
  • Sigue el tratamiento que te indique el doctor/a y lleva siempre contigo una inyección de epinefrina (EpiPen, Twinject) como precaución en el futuro

Si alguien de tu familia, un compañero de trabajo u otra persona sufre la reacción alérgica:

  • Lo principal es llamar de inmediato al teléfono de emergencia local y pedir la ayuda médica lo antes posible
  • Pregunta si la persona tiene una inyección de epinefrina. Si la tiene, aplica el medicamento
  • Ayuda a la persona a recostarse y a permanecer sin moverse hasta que llegue el personal de emergencia.
  • Cúbrela con una manta y afloja la ropa si está muy ajustada para que pueda respirar mejor
  • Si la persona vomita, colócala de lado para que no se ahogue con el vómito
  • Es posible que la persona deje de toser y hasta que deje de respirar. En ese caso, no esperes y comienza a dar compresiones rápidas en el pecho (alrededor de 100 por minuto) hasta que llegue el personal de emergencia

Incluso si lo síntomas comienzan a mejorarse, es importante llegar a un hospital o a un centro médico para que reciba tratamiento de emergencia, en donde puedan supervisar el caso durante varias horas.  Esto es absolutamente necesario ya que los síntomas de la anafilaxia pueden volver a repetirse.  Es posible que el doctor (o doctora) a cargo recomiende el uso de antihistamínicos o esteroides para mejorar otros síntomas como la picazón, el enrojecimiento o la erupción en la piel.

De ahora en adelante, será necesario evitar, en lo posible, el contacto con los alérgenos que te provoquen esa reacción alérgica tan fuerte y que lleves siempre contigo una inyección de epinefrina (adrenalina) como medida de precaución. Sigue las instrucciones del fabricante para no exponerla a temperaturas extremas que reduzcan su efectividad y revisa la fecha de expiración para que esté lista para usarse. En los niños, es necesario que los ayudes a identificar las señales de peligro y a usar la inyección de epinefrina correctamente (también debes alertar a sus cuidadores y maestros y en general, a cualquier persona responsable de tu hijo/a durante tu ausencia).

La anafilaxia puede ser muy peligrosa, pero puedes reducir el riesgo sabiendo qué debes hacer: pide ayuda de inmediato, usa la inyección de epinefrina y evita, en lo posible, el contacto con los alérgenos (lo que te causa la alergia).

 

Publicación original: 2014

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / matsou

Comentarios