Skip to main content

En manos del cirujano plástico correcto, las imperfecciones y los efectos que deja el paso del tiempo se desvanecen bajo el bisturí. Pero si no lo seleccionas bien, ese sueño de verte más hermosa y más joven puede convertirse en pesadilla. No le confíes a cualquiera el cambio de tu rostro o de tu cuerpo. Para ayudarte en la selección, aquí te ofrecemos algunos consejos.

Lo llevas pensando desde hace tiempo y al fin te has decidido, a pesar de que le tienes un sano respeto, por no decir miedo, a la sala de operaciones: quieres hacerte una cirugía para eliminar esas  bolsas debajo de los ojos (o las arrugas a los lados de la boca, la papada, el abdomen que no se reduce con nada, levantar los senos, en fin, tú sabes mejor que nadie cuál es el área del cuerpo que quisieras mejorar y que tanto te molesta ahora).

La selección de un cirujano plástico requiere tiempo y esfuerzo. Debes buscar el más indicado para que tu cirugía tenga éxito. Lo fundamental es escoger un cirujano acreditado, especializado y confiable.

Los requisitos de tu cirujano

  1. Acreditación y certificación: busca un profesional que esté acreditado por las asociaciones y juntas médicas del país. En los Estados Unidos, por ejemplo, el cirujano debe estar certificado por el American Board of Medical Specialties (ABMS).  Otras juntas y sociedades a las que puede pertenecer son la American Board of Plastic Surgery, TheAmerican Society for Aesthetic Plastic Surgery o el American Society of Plastic Surgeons.
  2. Especialización: un cirujano plástico es un profesional que reúne los conocimientos y  el entrenamiento necesario para realizar procedimientos cosméticos y reconstructivos tanto en el cuerpo como en el rostro. Si tu cirugía es en el rostro, existen especialistas que son cirujanos plásticos faciales, que han sido entrenados exclusivamente en la cirugía cosmética y reconstructiva de la cara, la cabeza y el cuello. Este tipo de cirujano debe estar certificado por el American Board of Facial Plastic and Reconstructive Surgery (o por la junta médica acreditadora correspondiente en tu país). Esta es una opción, pero no un requerimiento.

¿Dónde puedes buscarlo?

Puedes obtener referencias y recomendaciones de tu médico de cabecera, de un familiar o de una amistad que ha recibido los servicios de ese cirujano o la línea de referencia de especialistas de un hospital local. Quizás hayas visto un nombre en un anuncio impreso o por televisión. También puedes buscarlo en la Asociación Médica o entre los cirujanos plásticos de tu área o ciudad en la web.  Esa es la primera parte del trabajo de búsqueda.

El proceso de eliminación

Escoge dos o tres candidatos y pídeles una cita. Este encuentro directo con el cirujano es fundamental y en gran parte es similar a una entrevista de trabajo. Con la diferencia de que en este caso, tú eres el jefe y tú vas a decidir a quién darle el empleo.

Estas ideas te ayudarán durante la entrevista:

  • Recuerda que estás allí para obtener la mayor cantidad de información posible. Se directa y ve al grano.
  • Comunícale claramente qué cambios deseas lograr. Permite que el cirujano te explique las opciones y los procedimientos que recomienda para lograr tu objetivo. Evita llevar ideas preconcebidas sobre algún tipo de procedimiento que viste en una revista o que le hicieron a una de tus amigas. Quizás no funcionen en tu caso. Deja que el doctor te explique y luego decide.

Procura recibir la mayor cantidad de información que puedas sobre la operación que te recomiende:

  • Dónde se efectuará: ¿en el hospital, en una clínica o en la propia consulta?
  • ¿Qué tipo de anestesia se utiliza?
  • ¿Cuál es el tiempo de recuperación y cuándo puedo esperar ver los resultados?
  • ¿Cuáles son los riesgos asociados con este procedimiento?
  • ¿Cuántos procedimientos como éste ha realizado?
  • ¿Puede mostrarme fotos antes y después de otros pacientes?
  • ¿Cuál es el costo?
  • ¿Hay otras alternativas para lograr el efecto que busco? ¿Cuáles?
  • ¿Cuánto tiempo después puedo usar maquillaje y/o productos de belleza?
  • ¿Cómo puedo mantener mis resultados?

Si el cirujano se muestra impaciente, no te responde claramente o trata de imponerte otros procedimientos que no necesitas, descártalo. Continúa tu búsqueda.

La importancia de las fotos de antes y después

En todos los campos hay profesionales excepcionales, buenos, mediocres y hasta francamente malos. Lo mismo sucede con los cirujanos plásticos.  La experiencia tampoco se improvisa. Con el tiempo y la práctica, el cirujano va perfeccionando la técnica. Es por eso que es fundamental que te muestre fotos de antes y después de pacientes que han recibido el mismo procedimiento que te interesa a ti. Es la mejor prueba de que las técnicas y los procedimientos que realiza logran resultados positivos en sus pacientes. Muchos de ellos autorizan a sus doctores que enseñen sus fotos, para informar debidamente a futuros pacientes como tú. Si el cirujano no puede enseñarte ninguna, entonces no tienes manera de evaluar su trabajo, por maravilloso que sea.  Sigue buscando.

Si has quedado satisfecha con los resultados que te ha enseñado en las fotos, profundiza entonces más en lo siguiente:

  • ¿Qué tipo de anestesia que se utiliza en el procedimiento y quién la aplica (el mismo, una enfermera o un anestesista)? Si es anestesia general, la debe aplicar un(a) anestesiólogo(a), un médico especializado.
  • Efectos secundarios de la anestesia
  • Si es un procedimiento ambulatorio o requiere hospitalización
  • Si se realizará en una clínica, visítala. ¿Qué te parece el local? ¿El personal se ve amable y eficiente?
  • Pregunta qué medidas toma el doctor y su personal en el caso de que se presente una emergencia mientras se realiza tu procedimiento.

No temas hacer estas preguntas. Es tu cuerpo, tu cara y tu vida. Pregunta si hay arreglos para trasladar a un hospital rápidamente en caso de una complicación seria.

Cuando reúnas toda la información que necesitas de tus posibles candidatos, podrás elegir el te parezca más calificado y te de más confianza en cuanto a dónde te va a realizar el procedimiento y cómo reaccionará en caso de una emergencia.  Confía en tu intuición y tómate el tiempo necesario para decidir. Todo ese esfuerzo en buscar al cirujano que más te conviene no va a ser en vano. Al contrario. Es la forma más segura de lograr que tu cirugía resulte exitosa.

Imagen © iStockphoto.com /Jacob Wackerhausen

Comentarios de nuestra comunidad