Comparte este artículo:

Todas las mamás del mundo saben que a los bebés les encanta llevarse cosas sucias a la boca. Eso significa que debes mantener tu hogar tan limpio como puedas para disminuir la cantidad de gérmenes que podrían enfermar a tu bebé. Pero, ¿quién tiene tiempo para limpiar (y, sobre todo, para limpiar bien) cuando se tiene un bebé? Si tienes más de un hijo, sabrás que el tiempo es fugaz y es oro. ¡No temas! Estos son cuatro consejos simples para ayudarte a mantener tu hogar saludable para tu bebé.

1.  Basta de jabón; usa toallitas.

Lavar las superficies con jabón es cosa del pasado, en especial porque no mata los gérmenes. Ahora puedes pasar una toallita ¡y listo! Al usar los productos adecuados para limpiar y desinfectar (como las toallitas desinfectantes) puedes eliminar el 99.9% de las bacterias y los virus peligrosos de las superficies.

2.  Limpia al paso.

Cuando tienes un bebé, el día se pasa volando. Aprovecha cada minuto: limpia y desinfecta en cualquier momento, donde veas que esté sucio. Deja un paquete de toallitas desinfectantes junto al cambiador y la silla para comer, y en las habitaciones donde el bebé gatea, como la sala o la cocina. Así podrás limpiar al paso (o en esos cinco minutos en que tu bebé está distraído).

3.  Desinfecta todos los días.

Si no tienes mucho tiempo para limpiar, usa un producto de marca confiable con rociador. Increíblemente, algunos eliminan el 99.9% de las bacterias que se encuentran en el hogar, pero son tan suaves como el agua. Puedes rociarlos y no hace falta enjuagar, ya que no tienen olor desagradable ni dejan residuos químicos irritantes. Son lo suficientemente delicados para usarlos en presencia de niños y mascotas. Fíjate en las etiquetas.

4.  Lávate las manos con frecuencia.

Hay que admitirlo: vivimos rodeados de gérmenes. Para evitar contagiárselos a tu pequeñito, lávate las manos antes de cargarlo (y pídeles a los demás que hagan lo mismo). Los expertos dicen que es la mejor manera de eliminar los gérmenes. Lávate las manos con agua tibia y jabón por lo menos durante 20 segundos. Otra buena idea es llevar gel desinfectante en la cartera o el bolso del bebé, para estar siempre lista, dondequiera que vayas.

Comentarios