Skip to main content

Tras muchos años acompañando a pacientes y familiares en el tramo final de la vida, Cristina Llagostera, psicóloga y terapeuta familiar sistémica especializada en psicooncología, cuidados paliativos y atención a las pérdidas y a los procesos de duelo, habla par Vida y Salud y nos explica que una muerte en paz facilita el duelo, ya que el recuerdo del ser querido en calma resulta reconfortante para los que se quedan. Estás muertes “anunciadas”, a diferencia de la que ocurren de forma repentina -como un accidente de tráfico o un infarto fulminante, por ejemplo- ofrecen algunas oportunidades para poder ir digiriendo el proceso poco a poco.

Ella lo ha podido comprobar a lo largo de su trayectoria profesional y en su libro, además de explorar temas esenciales que ofrecen una comprensión más abierta y global de la muerte desde el punto de vista de la psicología y los cuidados paliativos, recoge también el testimonio de 14 personas de edades y circunstancias muy diversas, y explica cómo afrontaron la enfermedad y sus últimos días.

“Las personas que acompañamos a otros en estos procesos de enfermedad tenemos el privilegio de poder asistir a un momento muy duro en la vida de una persona, pero sabemos que también hay cosas que pueden ser bellas en ese instante, que es único y se crea una intimidad muy especial”, nos cuenta Cristina.

En su libro Morir con amor (Ed. Urano), ella quiso plasmar una visión de la muerte “un poco más amplia, no sólo desde el miedo, para que las personas no se pierdan esta experiencia. Porque a veces es algo que nos asusta tanto y que es tan difícil de afrontar, que hay personas que lo niegan o lo evitan, a veces incluso yendo a ver menos al enfermo, y eso es una oportunidad perdida”.

Buscar trascender el sufrimiento que implica la pérdida es una de las vías para poder vivir una muerte en paz. Incluso en los casos más difíciles, en los que hay circunstancias muy complicadas “siempre hay elementos de paz”. Y es eso lo que ayuda a que se de una muerte tranquila, que es lo que después también aporta consuelo a los familiares.

El enfermo es el protagonista

Una cosa muy importante que debemos tener presente cuando estamos ante una persona con una enfermedad terminal, es que él o ella son los protagonistas. “Como familiares o amigos y como profesionales tenemos que seguir a la persona en lo que necesita. Eso significa que tenemos que conocer muy bien y tener curiosidad por saber cuáles son sus preocupaciones, sus necesidades, lo que le angustia o lo que le da paz. Es decir, que desde afuera no podemos inferir lo que necesita el otro, sino que necesitamos preguntarlo o favorecer que la persona nos lo pueda explicar”.

En ese difícil proceso, una de los principales objetivos debe ser intentar brindar al enfermo un entorno con la mayor seguridad y confianza posible. “Que sepan que tanto sus seres queridos como los profesionales vamos a estar ahí, que van a estar cuidados, que no se les va a abandonar en ningún momento, que se va a atender aquello que necesitan. Y, especialmente, que sientan que se les ve como personas más allá de como enfermos. Eso también es algo que les ayuda mucho. Que se respete esa esencia de lo que son más allá de la enfermedad”, detalla Cristina.

La forma en la que se habla y se trata el enfermo es muy importante, incluso en los casos en los que están inconscientes o sedados. “De alguna manera estamos haciendo de espejos a la persona y nuestra función es que ese espejo les aporte una imagen positiva de ellos mismos, a pesar de las circunstancias en las que se encuentran”.

Es fundamental tener en cuenta que los familiares en el proceso de acompañar a un enfermo terminal, suelen tener muchísimo miedo a no hacerlo bien. “A veces incluso les da miedo que el propio enfermo sea consciente de su propia situación o de la cercanía de su propia muerte”.

Es por ello que es muy importante también acompañar en su proceso a los familiares más cercanos, dejarlos que pregunten y expresen sus dudas y sus miedos. Es ideal que puedan estar acompañados por profesionales de cuidados paliativos en este camino, ya que como más seguros se sientan ellos, también serán capaces de transmitir esta confianza y esta seguridad a su ser querido.

Para completar el ciclo en mi siguiente nota te hablo de las cosas que debes evitar decir a una persona que está en duelo, una parte fundamental en el proceso de morir.

 

Por Karla Islas Pieck
Copyright © 2022 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / Photographee.eu

Comentarios de nuestra comunidad