Comparte este artículo:

Esta es la pregunta que recibimos más frecuentemente en este sitio y en los medios sociales. Y, desgraciadamente, no la podemos contestar. ¿Por qué? Porque los síntomas del embarazo varían de una mujer a otra y a veces pueden ser confusos. Por eso, si crees que podrías estar embarazada, o no sabes si estás embarazada, la mejor forma de comprobarlo es a través de algún examen que te brinde más seguridad: podrían ser análisis clínicos o pruebas caseras. Aquí te contamos más detalles para que puedas quitarte la duda y actuar rápidamente en base a los resultados.

Descubrir que estás embarazada siempre es una noticia impactante. Si es un embarazo que no estabas buscando, porque deberás superar la sorpresa y ocuparte del tema para definir qué harás a partir de ahora. Y, si lo estabas buscando es obvio: para festejar este momento que tanto deseabas y tomar los cuidados que sean necesarios para esperar la llegada de tu bebé.

Cómo saber si estás embarazada

Existen distintas maneras de saber si estas embarazada. Lo primero son los síntomas del embarazo, que varían en cada mujer y pueden estar presentes en mayor o menor medida. Algunas mujeres no sienten nada al principio, otras tienen náuseas, otras dolor en los pechos… cada mujer es diferente.

Además de los síntomas, que puedes o no sentir, el indicador principal de que algo está ocurriendo es la falta de menstruación, aunque si eres muy irregular en relación a tu período puede que esta señal sea confusa o no represente nada llamativo para ti, al menos al principio.

Como sea que hayas llegado a la duda, una vez que la tengas, existen varias formas de quitártela. Por ejemplo, puede ser mediante pruebas caseras o con análisis de sangre, estos últimos son más precisos y permiten medir la cantidad exacta de una hormona propia del embarazo, que se compara con los valores estándares según las semanas reales de gestación que tengas (en caso de que estés embarazada). En detalle, este estudio busca la presencia de una hormona denominada gonadotrofina coriónica humana (hCG) que, como es una hormona fetal, sólo está presente en la mujer embarazada.

¿Por qué aparece esta hormona durante el embarazo? Porque como el huevo fecundado contiene información proveniente del padre, es reconocido como algo extraño al cuerpo de la madre y puede ser rechazado. Para defenderse de este posible rechazo, sus células comienzan a producir hCG, que detiene el ciclo menstrual y frena al sistema de defensa materno.

Las pruebas caseras también miden el nivel de esta hormona, pero en la orina en vez de la sangre. Para hacerla sólo debes comprar alguna en la farmacia y seguir las instrucciones. Actualmente, existen varias marcas disponibles en el mercado que suelen ser confiables.

En general, para hacer este estudio debes orinar en un recipiente especial y colocar una tira reactiva en la orina. Si el resultado es positivo, indica que estás embarazada. Si es negativo es señal de que no hay embarazo, pero si el atraso continúa luego de cinco días debes repetir el examen.

El médico también puede solicitarte un análisis de orina para determinar si estás embarazada, aunque es más probable que te pida un examen sanguíneo (en la sangre). También puede indicarte que te hagas una ecografía, esta permite diagnosticar el embarazo a partir de las 5 semanas de gestación (considerando la última fecha de la menstruación) aunque muchas veces, cuando todavía es muy pequeño, no se puede visualizar el embrión con su latido cardíaco hasta la semana 6 o 7.

¿Estás ansiosa por conocer los resultados? Si hace más de una semana de la posible concepción o tu periodo no ha llegado este mes, ya puedes ir a la farmacia en busca de una prueba casera de embarazo o acudir a tu médico, para despejar tus dudas y actuar: ya sea para celebrar, o para seguir intentándolo, si es lo que tanto deseas.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Willie B. Thomas

Comentarios