Comparte este artículo:

© iStockphoto.com / Sheryl Griffin

BETTY GOLDBERG  M.A.

Muchos padres expresan que comunicarles a sus hijos acerca de la intención de una separación o un divorcio ha sido una de las experiencias más dolorosas en su vida. En ese artículo te enseñare algunas estrategias para hacer mas fácil el proceso.

Aunque se sabe que hablar del divorcio va a ser un proceso difícil, ya que existe mucha tensión en la pareja durante este periodo, es importante ser abierto, honesto e incluir a los hijos en estas decisiones. El entendimiento de la situación les ayuda a los niños a entender este proceso tan confuso para ellos. Los siguientes puntos pueden servir como una guía cuando se tiene que explicar el proceso de separación y divorcio a los hijos.

  1. Comúnmente los hijos expresan que quisieran escuchar honestamente la verdad. Los niños generalmente saben más de lo que los padres creen acerca de sus problemas maritales. La comunicación abierta de la situación puede ser muy dolorosa para ellos, pero a su vez les transmite una sensación de tranquilidad. Se escuchan comentarios en los hijos: “Sabía que esto iba a pasar”, “No me sorprende”.
  2. En ocasiones los niños tienen poco conocimiento acerca del problema de sus padres y expresan una necesidad de haber sido advertidos acerca de la separación.  Algunos ubican el problema hasta que ven que uno de los padres abandona el hogar.  En general, los niños que no han sido advertidos con una previa explicación de lo que va a pasar, se sienten fuera de la familia y con un sentimiento profundo de dolor, tristeza, confusión y resentimiento.
  3. Es de suma importancia que los padres les expliquen a sus hijos acerca de la separación por lo menos una semana antes de que uno de los padres se mude. Esto promoverá la credibilidad y confianza que el hijo tiene con sus padres.
  4. Los niños  pueden ser  muy pequeños para entender lo que se les explica cuando sus padres se separan; sin embargo, existe una memoria acerca de lo que se les explicó y a medida que van creciendo van preguntando más información acerca del proceso.
  5. Cuando ambos padres se sientan junto con sus hijos y platican acerca del problema y de lo que pueden esperar los niños en el futuro, estos padres están mandando este mensaje: “Ambos tomamos responsabilidad para manejar esta situación y tu futuro”.  Cuando los padres  pueden hablar, llorar y expresar sentimientos, están invitando a sus hijos a ser abiertos, honestos y a expresar sus propios miedos e inseguridades.
  6. Cuando los niños verdaderamente entienden las razones para la separación o el divorcio pueden:
    • Sentirse tranquilos de la culpa que resulta de pensar que ellos pudieron haber sido la causa de los problemas entre sus padres.
    • Reduce el enojo que resulta del pensamiento que sus padres se comportaron “mal”.
    • Tienen una visión realista de sus padres como seres humanos con fortalezas y debilidades.
    • Entienden las relaciones interpersonales y pueden estar preparados para sus propias relaciones en el futuro.

Los problemas que se presentan comúnmente en los hijos de padres divorciados son:

La angustia de separación es una experiencia intensa que experimentan los niños en este periodo, ya que la seguridad en la continuidad de la relación con sus padres se ve comprometida y el rompimiento de la relación de ellos amenaza el vínculo de apego. Por muchas razones, el divorcio comúnmente amenaza o perturba éste vínculo en los niños. Los padres en proceso de divorcio necesitan anticipar que los pequeños estarán ansiosos ya que sus ligas de seguridad se encuentran amenazadas. Esto puede provocar una regresión a conductas que los niños ya habían superado, tales como mojar la cama, chuparse el dedo, miedo a la obscuridad, pesadillas, conducta demandante y continua necesidad de estar cerca de los padres.

Es importante que los padres refuercen la seguridad en sus hijos de que nunca los van a abandonar y que siempre contarán con ambos para lo que necesiten.

Ser predecible es de vital importancia para la seguridad de los hijos en este periodo. Por ejemplo, si se le promete al niño que se irá a visitarlo en un día determinado o se le hablará por teléfono a una hora determinada, es importante no fallarle.

A menudo a los padres les resulta difícil encontrar una comunicación adecuada para explicarles a los hijos acerca del divorcio ya que los hijos tienen dificultad para entenderlo y los padres están pasando por una crisis personal y un periodo de mucha tensión.

Algunas sugerencias de cómo hablarles a los hijos acerca del divorcio.

Explicar a los hijos que esperar

Los padres pueden decirles a los hijos que se van a separar y que ya no vivirán juntos en la misma casa. Se les debe explicar cuando se irá el padre de la casa y cada cuanto lo van a visitar.

Es importante reforzarles el contacto continuo que tendrán con ambos padres y por supuesto cumplirlo. De la forma en la que se maneje el rompimiento inicial, tanto con los niños, así como con la pareja marital, tendrá un significado importante en la forma en la que el niño se ajustará al proceso.

Es preferible que ambos padres le expliquen esto a los niños, ya que les manda el mensaje de que la cooperación es posible y de que ambos padres seguirán activamente trabajando por el bienestar de los hijos.

Dar una explicación de la razón del divorcio

Además de explicarles que van a esperar cuando el divorcio ocurra, es importante que sepan la razón del divorcio. Ya que si entienden esto, les ayudará a ajustarse mejor al proceso. Es una realidad que será muy doloroso hablar con los hijos acerca de la separación y muchos padres e hijos recuerdan esto como una de las experiencias más dolorosas en sus vidas. Sin embargo, entendiendo la dificultad de esto, no hay duda que los hijos reaccionarán mejor al proceso si se les explica la razón del divorcio de una manera que lo puedan entender, e invitarlos a preguntar cualquier cosa que haya quedado en duda.

Cuando los padres no proveen una explicación para sus hijos acerca del divorcio, los hijos crearán la propia. Esta generalmente es errónea y crea peores problemas a futuro ya que los hijos tienden a culparse por el divorcio.

Los padres deben prevenir crear alianzas y conflicto de lealtades en sus hijos.

Una forma adecuada de manejar la explicación del divorcio ayudará a los niños a:

  • Entender porque los padres se están separando.
  • Comunicarles que es una decisión de adultos y que los hijos no son culpables ni responsables del divorcio.
  • Aliviará la angustia de separación al entender que los hijos seguirán en contacto con ambos padres.

Asegúrales a los hijos sobre la relación continua con ambos padres

Aunque los hijos hayan entendido la razón del divorcio y estén preparados para la separación, es imposible prevenir que sufran de angustia de separación y de la inseguridad que les causa que uno de los padres deje el hogar. Los padres pueden aliviar esta ansiedad, reforzando continuamente que tanto papá como mamá estarán siempre con ellos y que nunca los van a abandonar.

Es importante entender que los hijos necesitarán tiempo para asegurarse de que los padres seguirán con ellos y que aunque el proceso sea sumamente doloroso pueden confiar en ambos padres.

Comentarios