Skip to main content

La psoriasis es una de las enfermedades más comunes de la piel y los estudios más recientes calculan que puede afectar al 2,3% de la población. La mayor parte de las personas que padecen psoriasis lo hacen de forma leve y solo alrededor del 20% desarrolla sus síntomas de manera grave o moderada. 

Cuando se producen sus crisis, causa manchas rojas y escamosas que pican, sobre todo en las rodillas, los codos, el tronco y el cuero cabelludo, pero también se puede llegar a manifestar en las uñas. Se trata de una enfermedad para la que actualmente no existe cura. Lo que sí hay son tratamientos que ayudan a controlar sus síntomas y hábitos de vida que ayudan a convivir a las personas mejor con esta enfermedad.

La visibilidad de la enfermedad hace que su diagnóstico sea relativamente fácil, como explica el Dr. José Manuel Carrascosa, coordinador del Grupo Español de Psoriasis de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). De todas formas, a pesar de esta facilidad del diagnóstico, es posible que haya un porcentaje que no está bien diagnosticado, pero excepto en algunas formas menos convencionales, en general no es una patología de las más difíciles para su diagnóstico”.

Santiago Alfonso, director de Acción Psoriasis, apunta que sin embargo es preciso seguir mejorando en el diagnóstico de la enfermedad. El diagnóstico sigue siendo algo necesario y todos los pacientes, independientemente del grado de severidad de la enfermedad, deberían consultar con un dermatólogo”.

Todavía una enfermedad estigmatizante

Precisamente que sea una enfermedad visible, a pesar de que ayuda en su diagnóstico, también supone un problema para quienes la padecen. Muchos han sentido rechazo por la visibilidad de sus lesiones, a pesar de que no se trata de una enfermedad contagiosa, y esto ha generado un estigma que todavía no ha sido superado en nuestra sociedad.

Algunos de los nuevos tratamientos para la psoriasis han conseguido una revolución en su tratamiento y han logrado blanquear de forma muy eficaz la piel de muchos pacientes. Pero sigue siendo aún así una enfermedad visible. Cada vez más la piel y la imagen juegan un papel muy importante en nuestra sociedad y sigue habiendo episodios de rechazo para los pacientes con psoriasis que buscan ocultar su enfermedad muchas veces”, añade Santiago Alfonso. 

Para el Dr. José Manuel Carrascosa, este estigma de la psoriasis no solo tiene una implicación a nivel de la salud mental, sino que puede llegar a producir una afectación a la vida laboral o a la actividad social de las personas con psoriasis, sobre todo cuando las lesiones se producen en las zonas más visibles.

Una piel bien hidratada, consejo fundamental

Una de las claves para un buen manejo de la psoriasis es conseguir que la piel esté bien hidratada en todo momento. Esto ayudará a que no se produzcan con tanta frecuencia las crisis características de esta enfermedad, en las que el enrojecimiento de la piel y el picor se hacen más patentes. Por eso, aunque la psoriasis no está relacionada directamente con la higiene, esta juega un papel importante para evitar infecciones y nuevas heridas. 

Raquel Aguado, vocal de Dermofarmacia y Productos Sanitarios del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, incide en la importancia de esta hidratación de la piel. Para eso es importante el uso abundante de lociones emolientes ricas en lípidos o grasas y queratolíticos, unos fármacos que se caracterizan por disolver total o parcialmente la capa córnea de la piel. Esto favorecerá la eliminación de las placas características de la psoriasis y la penetración de los tratamientos hidratantes. Además, extremar el cuidado de la piel mejorará su apariencia, lo que ayudará también a que las personas tengan una mejor imagen corporal y aumente su autoestima”.

Otro consejo importante para mantener una adecuada hidratación es el evitar aquellos productos ricos en jabones y detergentes, ya que estos favorecen la irritación de la piel, como explica el Dr. Carrascosa. En la piel inflamada es muy importante utilizar productos no jabonosos, ya que estos deshidratan mucho la piel. Así mismo también es recomendable no usar agua muy caliente y son preferibles las duchas rápidas antes que los baños”.

Importancia de la nutrición y el estrés

La nutrición se sabe que tiene un impacto muy importante en la psoriasis, como muy bien recalca Santiago Alfonso. Controlar el peso, el tabaco y el alcohol es el primer tratamiento para la psoriasis. Se sabe que el sobrepeso está muy relacionado con la inflamación en esta enfermedad y un objetivo clave consiste en lograr reducir además el consumo de alcohol y dejar el tabaco”.

El Dr. José Manuel Carrascosa también coincide en señalar la importancia de la nutrición en los pacientes con psoriasis y la importancia de seguir buenos hábitos de alimentación. En la medida de lo posible se deben evitar los alimentos grasos, ya que se sabe que facilitan la inflamación. Las verduras y las frutas también tienen cierto efecto reduciendo esta inflamación. Pero lo más importante es ayudar con consejos para una dieta que contribuya a mantener un peso adecuado, ya que la obesidad tiene un gran impacto inflamatorio que agrava la psoriasis”.

También el estrés influye en gran manera en la psoriasis como comenta Santiago Alfonso. El estrés agrava las crisis de psoriasis y las crisis de psoriasis producen estrés en el paciente. Por eso el control del estrés y de la enfermedad mental son muy importantes en estos pacientes”. Para ayudar en este control se puede plantear el uso de productos naturales como la valeriana o la pasiflora. En estos casos será importante comprobar que no exista ninguna interacción con su tratamiento. Aunque desde mi punto de vista, y al tratarse de una enfermedad crónica, reviste mayor beneficio incidir en hábitos de vida saludables capaces de combatir el estrés sabiendo identificar sus síntomas”, añade Raquel Aguado.

Santiago Alfonso incide también en la importancia de la educación en los pacientes de psoriasis. Hay muchas patologías que precisan de un cambio de actitud e inversión de tiempo, y la psoriasis es una de ellas. Hay que hacer entender que esta enfermedad se ha de incluir en la vida y que hay que dedicarle el tiempo que requiere. Es fundamental incidir en la importancia de seguir los tratamientos indicados por los dermatólogos, ya que en muchos pacientes, sobre todo en los padecen la enfermedad de leve a moderada, la falta de adherencia es un problema”.

 

Por Miguel Ramudo
Copyright © 2022 Vida y Salud Media Group. Todos los Derechos Reservados.
Imagen: ©Shutterstock / Fuss Sergey

Comentarios de nuestra comunidad