Comparte este artículo:

A la hora de escoger un lubricante vaginal ten en cuenta que existen varios tipos de lubricantes en el mercado. Los encontrarás a base de agua, aceite, petróleo o silicona. Pero los que no son a base de agua pueden contribuir a albergar bacterias y producir infecciones e irritación posteriores. No te dejes guiar solamente por la apariencia de los productos. Lee las instrucciones y los ingredientes para saber qué le favorece a tu cuerpo.

Ten en cuenta estos consejos a la hora de elegir un lubricante vaginal:

  • Recuerda que tus genitales requieren un cuidado especial. No uses cualquier producto disponible en el mercado. Consulta con tu médico antes.
  • Usa sólo lubricantes vaginales hechos a base de agua. Los lubricantes vaginales que no son en base de agua pueden causar irritación e infecciones vaginales.
  • Elige una farmacia en vez de un “sex shop” a la hora de comprar productos que tengan contacto directo con tu vulva.
  • Recuerda que los lubricantes a base de petróleo o aceite no son muy compatibles con los condones. En la mayoría de los casos puede debilitarlos al grado de que se rompan.
  • Algunos lubricantes vaginales pueden reducir la posibilidad de embarazo. Varios estudios científicos han comprobado que algunos lubricantes vaginales producen un daños severos al esperma.

Si piensas que necesitas ayuda para facilitar la penetración durante las relaciones sexuales, explora el tema de los lubricantes con tu médico, que no te de vergüenza, existen varios en el mercado que te pueden ayudar.

 

Imagen © iStock / danielle71

Comentarios