Comparte este artículo:

Hoy es día de futból con tus amigos y quieres darlo todo. Te tomas un Red Bull y de un momento a otro te sientes con más energía, activo y con reflejos rápidos. ¿Qué tienen las bebidas energéticas? 

La verdad es que las bebidas energéticas no tienen una poción mágica.  Básicamente son una mezcla de cafeína y azúcar. El azúcar (mucha azúcar), sirve para elevar tu energía momentáneamente. Y la cafeína te estimula, provoca que estés más alerta y que tus reflejos respondan más rápidamente cuando haces deporte. Algunas veces reemplazan la cafeína por otras hierbas que también son estimulantes, como el guaraná, la yerba mate o el ginseng, entre otros.

Algunas bebidas contienen, además, aminoácidos y cromo que “dicen” que también elevan tu energía. Y otros, como el Gatorade o el Powerade, restituyen los electrolitos y minerales (como la sal) que pierdes en el sudor, ayudándote a que te rehidrates y recuperes tu energía más rápido.

Muchas te dicen que tienen fórmulas mágicas, pero hasta ahora se ha comprobado que no es tan cierto y que es más una estrategia publicitaria. Mira los ingredientes y compruébalo por ti mismo.

Entonces… ¿son saludables o no las bebidas energéticas? La respuesta es depende a cuáles te refieres. Las que contienen electrolitos y minerales exclusivamente pueden ayudarte con la hidratación si practicas deportes de mucha intensidad o en climas muy calientes o por periodos muy avanzados. Por otro lado, las que están cargadas de cafeína, azúcar y hierbas estimulantes, no lo son, aunque te podría gustar cómo te hacen sentir porque te dan esa energía extra. Sentirías algo similar si te tomaras siete cafés con 10 cucharaditas de azúcar, pero eso no significa que sea saludable. Así que si las tomas por la intensidad que sientes al jugar tu deporte favorito o para alargar tus noches de fiesta con los amigos, considera sus efectos negativos.

El exceso de cafeína o productos estimulantes puede alterar tus nervios, aumentar tu ansiedad y provocarte mareo y/o náuseas. Pueden ser adictivos y llevarte a sentir que no puedes hacer deporte o ir de fiesta sin tomarlos. Además, aceleran tu ritmo cardíaco poniendo en riesgo tu corazón. Y cuando los mezclas con alcohol es una doble bomba para el corazón.

Por otro lado, las calorías provenientes del azúcar te harán subir de peso y no te proporcionan nutrición. Si estás haciendo ejercicio para adelgazar, estas bebidas no te ayudan. Y si nunca haces ejercicio, considera un hecho que vas a engordar a menos que tomes las Sugar-Free, que usan endulzantes artificiales.

No hay ningún secreto en las bebidas energizantes. No sólo no son mágicas, sino que además no te solucionan tu problema principal… si necesitas energía extra, debe ser porque algo te la está quitando. Probablemente la mala alimentación, el dormir mal o no dormir suficiente, el estrés, la preocupación o una enfermedad. ¿Habías pensado en eso? Ahí sí puede estar el secreto de tu energía.

 

Imagen © Thinkstock / Stockbyte

Actualización de un artículo originalmente publicado en el 2009.

Comentarios