Comparte este artículo:

¿Cuánto tiempo y qué tan seguido debe dormir un bebé?

A la mayoría de los padres nuevos les resulta muy difícil saber qué esperar de los patrones de sueño de su recién nacido. Quizá te preguntes cuánto tiempo y qué tan seguido debe dormir tu bebé. Aquí encontrarás algunas pautas generales sobre el sueño que necesita tu pequeñín:

  • Recién nacido – de 16 a 20 horas al día
  • A las 3 semanas – de 16 a 18 horas al día
  • A las 6 semanas – de 15 a 16 horas al día
  • A los 4 meses – de 9 a 12 horas por la noche. Además, a esta edad la mayoría de los bebés necesitarán dos siestas – de 2 a 3 horas cada una – durante el día.
  • A los 6 meses – hasta 11 horas por la noche y dos siestas durante el día, de 1½ a 2½ horas cada una.
  • De los 9 meses hasta el año de edad, los bebés necesitan dormir entre 11 y 12 horas por la noche. También pueden tomar una siesta de una o dos horas durante el día.

Recuerda que todos los bebés y los recién nacidos son diferentes.  Esta es simplemente una guía general para darte una idea del promedio. Ten presente que tu bebé puede necesitar más o menos horas de sueño que otros.

Tu recién nacido no sabe la diferencia entre la noche y el día.  Duerme y come a todas horas – por ésta razón verás que tu angelito duerme la mayor parte del día y de la noche, y se despierta sólo para alimentarse. Esto es normal. La mayoría de los bebés duermen entre 8 y 9 horas durante el día y otras tantas por la noche. Pero – como ya te habrás dado cuenta – ¡la mayoría no duerme toda la noche de un jalón!

Es normal que los recién nacidos y los bebitos no empiecen a dormir toda la noche hasta tener unos tres meses de edad o hasta pesar de 12 a 13 libras (5 a 6 kilos). Como eres una madre primeriza, tienes que estar consciente de que en las primeras 5 a 6 semanas no debes dejar que tu bebé duerma por más de 5 horas sin darle de comer. Los bebés tienen estómagos muy pequeños, por lo cual necesitan alimentarse cada 3 a 4 horas. En general, tu bebé se despertará cuando tenga hambre.  No lo tienes que despertar para alimentarlo a menos que tu médico te haya dado instrucciones específicas al respecto.

Un par de consejos:

Primero, asegúrate que la cuna sea un sitio seguro para tu bebé. Aquí tienes algunas indicaciones para asegurarte que así sea. Y nunca, bajo ninguna circunstancia, pongas a tu bebé en la cama con una botella preparada para alimentarse. Eso es peligrosísimo. Le puede producir infecciones en el oído e incluso ahogamiento.

 

Ultima revisión: 2017

Copyright © 2017 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Heidi van der Westhuizen

Comentarios