Tener un familiar que sufre de la enfermedad de Alzheimer puede ser muy doloroso. Pero hay estrategias que harán que tú, el enfermo y tu familia puedan hacer de esta etapa algo más llevadero y positivo.

Las personas con Alzheimer deben vivir en un ambiente familiar. Lo mejor para que se sientan seguro es poner fotos de sus parientes, en especial de sus padres, a la vista. Esto les da una sensación de seguridad.

Los pacientes que padecen de Alzheimer en una fase temprana quieren seguir sintiéndose útiles y no como una carga. Dales algunas tareas sencillas. Es importante que les agradezcas aunque hayan puesto los platos sin cubiertos o hayan tirado agua en el piso al regar las plantas. Diles que aprecias lo que hacen y háblales con muchas frases positivas.

Otra sugerencia es que los distraigas cuando hacen afirmaciones incoherentes. En lugar de discutirles, cambia de tema. Háblales de un tema placentero.

Cuando se presente la situación de confusión y de que la persona olvide quién eres, sin duda es doloroso. Pero, aunque no tiene cura, el Alzheimer es una enfermedad tratable con medicamentos y con mucha paciencia y amor. Recuerda: ante la duda siempre consulta al médico, pero ten en cuenta que una actitud positiva puede hacer de esta enfermedad, algo menos traumático y negativo.

 

Imagen © iStock / Lisa F. Young

Comentarios