Comparte este artículo:

La culebrilla ocurre cuando el virus de la varicela-zóster se reactiva después de años en el cuerpo y causa un salpullido o erupción, frecuentemente acompañado de ardor.  El virus es el mismo que causa la varicela o viruela loca, normalmente en la infancia. Si has tenido varicela corres el riesgo de padecer culebrilla más adelante.

Es más común entre las personas mayores de 50 años y los que tienen debilitados sus sistemas inmunológicos, por ejemplo, debido a un tratamiento para el cáncer.  La culebrilla puede ser muy dolorosa y puede llegar a afectar los ojos y los oídos y hasta causar parálisis facial.

Para prevenir la culebrilla, se recomienda que las personas mayores de 60 años reciban la vacuna contra la misma. Esta reduce el riesgo de contraerla en un 50% o más.  Si ya esta activo el herpes zóster, se puede tratar con antivirales, prednisona y medicamentos para el dolor. Llama a tu médico inmediatamente si tienes síntomas de culebrilla para evitar complicaciones. Y no olvides vacunarte si has cumplido 60 años.

 

Imagen © iStock / Peter Hermes Furian

Comentarios