Comparte este artículo:

Las personas de todas las razas y edades han experimentado los incómodos y molestos callos.  No sólo son terribles por el dolor que causan, sino que son desagradables a la vista. Muchas personas intentan quitárselos a la fuerza, pero encuentran luego que el remedio ha sido peor que la enfermedad. Sigue leyendo este artículo y conoce más acerca de los callos y de cómo puedes deshacerte de ellos.

Los callos son una formación de la piel que aparece debido a la fricción. Se caracterizan por ser una capa de la piel que se ha endurecido hasta volverse más gruesa de lo normal. Aunque parezca mentira, los callos sólo tratan de ayudarte. Es cierto. Los callos aparecen porque tu cuerpo quiere proteger partes que están sometidas a fricción constante, y que pueden lastimarse. ¿Te ha sucedido que al trabajar con las herramientas del jardín o al limpiar la casa, luego de un tiempo de estar trabajando te aparecen callos en las palmas de las manos? Lo mismo puede suceder con los pies.  En este caso, los callos pueden aparecer en los dedos, la planta de los pies, o los talones.

Si alguna vez has tenido callos en los pies, sabrás qué tan molestos y hasta dolorosos pueden ser. Al igual que lo que sucede con las manos, es muy fácil encontrar los responsables de los callos en los pies. Seguramente sabes a qué me refiero ¡a los zapatos! y particularmente los tacones altos, ya que son los principales causantes de los callos en los pies.

Si tienes algún tipo de calzado que te ocasiona fricción, también te causará callos. Pero no son solamente los tacones altos y los zapatos nuevos los que provocan los callos. En realidad,  cualquier parte dura de los zapatos pueden causarte los callos. Existen otros factores que ayudan a la aparición de callos en los pies, como son el uso de zapatos, sandalia, botas y suecos  sin medias.

También hay mujeres que en su juventud, usaron zapatos muy ajustados y altos, que les causaron algunas deformidades en los dedos, incluyendo la aparición de juanetes. Por eso las mujeres son aún más vulnerables a sufrir de callos en los pies.

¿Qué puedes hacer para que desaparezcan los desagradables callos?

Esta es una pregunta cuya respuesta es más fácil de lo que te puedes imaginar. Para prevenir los callos sólo debes eliminar aquello que los causa. Sí, es así de simple. Verás qué rápido desaparecen los callos.

  • Usa zapatos cómodos que no maltraten tus pies.
  • Si encuentras partes gruesas o toscas en tus zapatos que causan fricción constante con alguna parte de tu pie, trata de eliminarla o suavizarla.
  • Hoy en día existen a la venta una gran variedad de productos que te ayudan a prevenir la aparición de callos en los pies. Estas pequeñas almohadillas o protectores te ayudarán a evitar el roce de la piel con partes gruesas o que raspan de los zapatos.
  • No recurras al salón de belleza para remover los callos. La pedicura no está entrenada para tratar condiciones médicas.
  • Si has intentado varias opciones para eliminar tus callos y nada te funciona, tu médico o un podiatra son los profesionales indicados para tratarlos. Hay diferentes tratamientos:
    • Una de ellas, es rebajarlo o remover el callo con un bisturí. Es un procedimiento sencillo, que puede hacer en la oficina y que no toma mucho tiempo.
    • Quizá te recomiende un tratamiento con ácido salicílico. Él o ella te dará las instrucciones para que sepas, cómo utilizarlo.
    • En algunas ocasiones, especialmente en casos de deformidades y es en casos extremos, se requiere la cirugía. Para prevenir este paso, lo mejor es siempre la prevención.

¿Cuándo debo preocuparme por los callos?

Esta es una excelente pregunta que pocas personas se hacen. Muchas prefieren tener unos zapatos hermosos aunque estén incómodos, y descuidan la salud de sus pies. Aunque todos debiéramos prestar atención al tipo de calzado que usamos, si padeces de diabetes, debes poner aún más cuidado al seleccionar tus zapatos. Recuerda que la diabetes puede disminuir la circulación de la sangre en los pies y la sensibilidad también. Así que tienes diabetes debes tener aún más cuidado con la comodidad y la salud de tus pies.

No te olvides…

Debido a que tus pies son de las partes del cuerpo que tienden a estar más tiempo cubiertas, esto los hace más vulnerables a la aparición de bacterias, debido al ambiente húmedo y tibio que se crea en el interior de los zapatos. Estas condiciones pueden contribuir a la aparición de los hongos. Si no estás seguro(a) de cuál es la causa de tus callos, o si consideras que puede existir alguna infección, consulta a tu médico.

Los callos, tanto en las manos como en los pies, se pueden prevenir fácilmente. Está en tus manos. Si vas a dedicarte a la jardinería no olvides los guantes, si vas a hacer ejercicio no olvides las medias, y si vas a salir a bailar busca unos zapatos lindos, pero que a la vez cuida tus pies. Recuerda que la comodidad es uno de los grandes factores a la hora de lucir unos pies sanos, bellos y envidiables.

Comentarios