Comparte este artículo:

El cuarto jueves de noviembre se celebra el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) en los Estados Unidos, una celebración hermosa que muchas familias latinas festejan con entusiasmo, reuniendo a la familia alrededor de la mesa.  Es un día para compartir y agradecer, y no precisamente para apagar un incendio en la cocina. Para que todo transcurra en calma y tenga un final feliz, debes tomar algunas precauciones.

 Que en ese día se consuman la mayor cantidad de pavos en todo el año, no te sorprenderá, probablemente lo das por hecho. Pero ¿sabías que es precisamente el Día de Acción de Gracias en el que se produce la mayor cantidad de incendios en el hogar relacionados con los equipos de cocina? ¡Seguramente que no lo sabías!

La National Fire Protection Association (NFPA) aporta los datos siguientes:

  • Cocinar es la principal causa de los 430 incendios y de las lesiones personales que se producen a diario como promedio en los hogares estadounidenses.
  • Los Departamentos de Bomberos responden a un promedio anual de 156,600 incendios en los hogares del país relacionados con el equipo de cocina.
  • Un día de fiesta, el de Acción de Gracias, es en el que se producen la mayor cantidad de estos fuegos en la cocina, ¡tres veces la cantidad promedio diaria del resto del año!
  • Las cocinas o fogones, y otros dispositivos con hornillas para cocinar  son los responsables de 3 de cada 5 fuegos relacionados con los equipos de cocina. Los hornos se relacionan con 16 por ciento de los casos.

Quizás te preguntes a qué se debe ese aumento en las estadísticas.  Ese día se cocina en la mayoría de los hogares, y con distracciones entre los invitados y la preparación de tantos platillos, hay más probabilidades de desatender lo que se está cocinando.  Las cifras de la NFPA lo confirman:

  • El factor principal que contribuye a los incendios caseros relacionados con los equipos de cocina, es dejar la estufa desatendida. Esto se relaciona con el 50 por ciento de las muertes y el 48 por ciento de las lesiones que causan los incendios.
  • Un 17 por ciento de incendios que ocurren al encender hornos y dispositivos para asar las carnes y las aves (especialmente rostizarlas) suceden  por falta de limpieza previa del equipo.

La Cruz Roja Americana y la NFPA ofrecen los siguientes consejos para reducir el peligro del fuego en el hogar:

  • Si estás asando a la parrilla o friendo alimentos, no desatiendas la cocina. Si debes alejarte de la estufa, aunque sea brevemente, apaga las hornillas. Nunca, nunca dejes el aceite hirviendo sin tu total atención…. ni siquiera por unos segundos.
  • Si estás usando otros métodos para cocinar, como cocer a fuego lento, hornear, dorar o hervir, debes vigilarlos con frecuencia.  Si estás horneando el pavo durante varias horas, evita ausentarte de la casa si el horno está encendido. Usa un reloj de cocina que te avise que el pavo está listo.
  • Mantén a los niños, sobre todo los más pequeños, alejados de la cocina. De ser posible, asigna el cuidado de los niños a otro adulto que pueda dedicarles toda su atención.
  • Ten cuidado con las asas de las ollas y las sartenes. Nunca las dejes hacia afuera, así evitas chocar con ellas y voltear el contenido (que a veces hirviendo), lo que puede ocasionar quemaduras graves.
  • Los cerillos (fósforos o cerillas), encendedores automáticos, cables y cordones de los electrodomésticos de la cocina, así como los cuchillos, deben estar fuera del alcance de los niños.  Guarda las cajas de cerillos y los encendedores en un lugar seguro cuando no los estés usando.
  • No dejes velas decorativas encendidas si no hay nadie en la habitación, y especialmente si hay niños en casa. Cuando se marchen los invitados, apágalas cuidadosamente.
  • Cambia las baterías (pilas) de las alarmas de humo para que siempre estén funcionando adecuadamente. Cerciórate de que funcionan apretando el botón de prueba.

La seguridad de tu hogar y de los miembros de tu familia es muy importante ese día, ¡y todos los días del año! Aplica estas reglas de seguridad en todo momento para que nunca tengas que vivir la mala experiencia de un incendio. Recuerda que prevenir es mucho mejor que lamentar.

¡Todos en Vida y Salud te deseamos a ti y a los tuyos un feliz y seguro Día de Acción de Gracias!

Imagen © Thinkstock / Scott Leman

Comentarios