Comparte este artículo:

Cuando el dolor de espalda es constante o empeora lentamente, la causa podría ser la estenosis espinal, dice la edición de enero de la “Mayo Clinic Health Letter”.

La estenosis espinal consiste en un estrechamiento de una o más áreas de la columna. Existen diferentes tipos de problemas que pueden disminuir el espacio dentro del canal espinal, pero la mayoría se relaciona con la edad. Una causa es la osteoartritis, que deriva del desgaste del cartílago que acolchona los extremos de los huesos en las articulaciones. La osteoartritis en la columna podría estrechar el espacio entre las vértebras y formar crecimientos óseos o provocar abultamientos del disco. Las superficies óseas podrían rozarse entre sí, derivando en dolor e inflamación.

La degeneración de los discos es otra causa común de la estenosis espinal. Con la edad, el acolchado entre las vértebras se aplana y protruye. El recubrimiento exterior del disco podría terminar rasgándose, permitiendo que la sustancia gelatinosa en el centro del disco protruya y presione la médula espinal y raíces nerviosas. El resultado puede ser un dolor que empieza en la zona de las nalgas y se irradia por la pierna.

Las diferentes alternativas de tratamiento son:

  • Medicamentos, que pueden ayudar a aliviar el dolor y entre ellos están el acetaminofén (Tylenol y otros), los fármacos antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno (Advil, Motrin y otros) o el naproxeno (Aleve y otros). Algunos estudios han demostrado que también ciertos antidepresivos podrían disminuir el dolor vinculado a la estenosis espinal. Cuando el dolor es fuerte, los médicos podrían recetar medicamentos que contengan narcóticos para consumo durante un período corto.
  • Ejercicio y fisioterapia, siendo las mejores alternativas los ejercicios para reforzar los músculos del abdomen y espalda, aquellos para ganar fuerza y resistencia, además de los destinados a mantener la flexibilidad y estabilidad de la columna.
  • Inyecciones de esteroides, o sea inyectar cortisona en el espacio alrededor de la médula espinal para ayudar a disminuir la inflamación y la hinchazón.
  • Terapias alternativas, como la acupuntura y la manipulación quiropráctica, que podrían aliviar el dolor de la estenosis espinal.
  • Perder peso, porque mantener un peso sano puede disminuir la tensión sobre las articulaciones artríticas y disminuir el dolor.

La cirugía es una alternativa cuando las medidas tradicionales no surten efecto o el paciente presenta complicaciones, tales como mucha debilidad o pérdida del control de la vejiga o intestino.

    Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

    Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

    Imágen © iStockphoto.com / uchar

    Comentarios