Skip to main content

El dolor de espalda es síntoma de distintas enfermedades y condiciones. Estas pueden incluir:

  • Tensión o lesión en la espalda misma
  • Enfermedad (cómo osteoporosis) o lesión en las vértebras
  • Enfermedad, lesión o presión en los nervios de la columna
  • Artrosis debida a desgaste o artritis, incluyendo a la espondiloartritis anquilosante
  • Cálculos renales o infección renal (pielonefritis)
  • Tumor o cáncer en la columna
  • Infección

La causa se diagnostica mediante un exámen físico y pruebas que podrían incluir radiografías, exámenes de sangre y orina, imágenes por resonancia magnética o tomografía computarizada, estudios de conducción de los nervios y otros más.

La mayoría nos son serios y se tratan con descanso, compresas, analgésicos y antiinflamatorios, relajantes musculares o una combinación. Si se tratara de una condición más seria, podría ser necesario consultar con un neurólogo o un cirujano ortopedista.

Si el dolor interfiere con tus actividades normales, empeora, persiste o está acompañado de otros síntomas como entumecimiento, debilidad o fiebre, o si fue causado por un trauma importante, consulta con tu médico de inmediato.

Imagen © iStock / Peter Hermes Furian

Comentarios de nuestra comunidad