Comparte este artículo:

De Elisse Foss, entrenadora

El año nuevo llega y con este se abren nuevas posibilidades.  La posibilidad de empezar algo que hemos querido empezar hace tiempo, la posibilidad de cambiar hábitos que no nos apoyan, la posibilidad de revisar lo que hemos estado haciendo y ver si esto se alinea con nuestras metas. No dejes de aprovechar esta oportunidad.

Es importante revisar y revisitar nuestras prioridades periódicamente y el comienzo del año nos presenta una oportunidad perfecta para hacerlo.

En la sociedad en la que vivimos en la que siempre estamos tan ocupados, es fácil perder de vista las cosas que son realmente importantes para nosotros.  El no tomarnos el tiempo para determinar las cosas que son significativas para nosotros es como viajar de un sitio a otro sin saber en qué dirección vamos.  Llegaremos a un destino, pero probablemente no será el más satisfactorio.

El tomarnos el tiempo para escoger la manera en que queremos que nuestro año fluya puede ser algo muy poderoso.  Podemos empezar haciendo una lista de lo que realmente deseamos, nuestras metas, y de ahí podemos decidir los pasos que queremos tomar para que nuestra vida fluya de acuerdo a todo eso.

A veces se nos hace difícil recordar lo que añoramos, porque nos hemos enfocado tanto en las prioridades de otros que hemos perdido el contacto con nuestro propósito en la vida.  El tomarnos el tiempo para pensar en cuáles son las cosas que nos entusiasman es un buen ejercicio para conectarnos con nuestros deseos.

La mayoría de nosotros queremos una vida saludable y llena de energía y sin embargo nuestras acciones en muchas ocasiones no se alinean con esta visión. En muchas ocasiones cuando es hora de ejercitar, surgen las excusas: nos acordamos de que tenemos otras cosas que hacer, que estamos cansados o cuan incomodo es el ejercitar. Sin embargo, no nos acordamos de las razones por las cuales decidimos que era importante para nosotros el hacer ejercicios. Las teorías del comportamiento humano han demostrado que la experiencia inmediata a menudo pesa más que las recompensas futuras. Lo que esto significa es que es difícil hacer algo incómodo, incluso si nos trae beneficios en el futuro.  Por esa razón es tan importante que tengamos presente nuestras metas lo más a menudo posible.

Una posible estrategia para mantenerte en la rutina de ejercicio es el tomarte un momento cada mañana para recordar las cosas que son importantes para ti o cómo quieres que proceda el día.  Otra estrategia es el tener recordatorios en tu casa de la razón por la cual es importante para ti ejercitar.  Lo principal es que encuentres una estrategia que funcione parar ti.  Todos somos diferentes y lo que les funcionan a algunos no les funcionan a otros.  Con tu creatividad puedes encontrar la estrategia perfecta para ti y puedes comenzar el año con un buen plan.

El año nuevo llega y con este llegan un sinfín de posibilidades… ¡Te deseo un nuevo año llenos de salud, felicidad y prosperidad!

 

Imagen © Thinkstock / nehopelon

Comentarios