Comparte este artículo:

iStock_000022456189Small_Serg MyshkovskySi estás muy ocupado o no puedes pagar un gimnasio, ¿quién dijo que no podías hacer ejercicio? Hacer ejercicios en casa puede ser tan efectivo como un gimnasio y puede acomodarse mejor a tu estilo de vida. En Vida y Salud te damos algunas ideas para que empieces una rutina de ejercicios en casa y aumentes tu energía.

Por ejemplo, puedes aprovechar algunas de las actividades que haces normalmente en  la casa y convertirlas en rutinas de ejercicio:

  • Limpiar la casa puede ser un buen ejercicio si lo haces rápido y repites algunos movimientos. Las actividades como aspirar, barrer, limpiar las paredes o las ventanas, pueden servirte con este fin. El subir y bajas las escaleras varias veces y de forma seguida sirve para las piernas y los glúteos.
  • Mantener el jardín de tu casa es un ejercicio muy completo. El remover la tierra de las jardineras, recoger las hojas secas o pasar la cortadora de pasto sirven para fortalecer los músculos de las piernas y los brazos.
  • Sacar a pasear al perro o acompañar a los niños a la escuela son la excusa perfecta para hacer una caminata. Sólo recuerda que no estás de paseo, así que ponte los zapatos más cómodos y trata de mantener un paso acelerado y constante.
  • Las actividades de familia pueden convertirse en un ejercicio divertido. El jugar con tus hijos en el parque, nadar en la piscina o salir a dar un paseo en bicicleta sirven para ponerte en acción y fortalecer tus músculos.

Si no puedes pagar un gimnasio, pero te gustaría tener una verdadera rutina de ejercicios, hay muchas opciones para realizarlos en tu casa sin necesidad de invertir casi nada. Puedes organizar tu tiempo y levantarte un poco más temprano por las mañanas o hacerlos por las noches tan pronto llegues de trabajar.

  • Abdominales, sentadillas, lagartijas, estiramientos y el yoga son excelentes ejercicios para tonificar los músculos o reducir abdomen. Además, puedes hacerlos a diario fácilmente en algún lugar de tu casa.
  • Si te gusta levantar pesas, búscales un reemplazo casero. Las comidas enlatadas, los pequeños tarros de pintura o las jarras de leche pueden servir como pesas improvisadas.
  • Trata de comprar o de conseguir prestados algunos videos o DVDs de ejercicios para hacer en casa. Si quieres hacer una sesión casera de Step Aeróbico, puedes usar el pequeño escalón que usas para alcanzar los objetos altos de la cocina.
  • Si tienes la posibilidad de comprar o conseguir una bicicleta estática, puedes hacer ejercicio en casa mientras ves las noticias en la televisión.

Recuerda que no es necesario tomar mucho tiempo. Sólo 30 minutos de ejercicio al día son suficientes para mover tus músculos, que además te ayudarán a quemar grasa, dormir mejor y aumentar tu nivel de energía. Como ves, hay muchos ejercicios para hacer en casa.

Actualización de un articulo originalmente publicado en el 2009.

Imagen © iStockphoto.com / Serg Myshkovsky

Comentarios