Comparte este artículo:

Los hombres de la raza blanca han tenido, históricamente, la tasa más alta de cáncer testicular en los Estados Unidos. Pero según un estudio nuevo, ha habido un aumento significativo de la condición entre los jóvenes estadounidenses de origen hispano, a tal punto que, si esta tendencia continúa, en unos años serán ellos quienes sean ellos los más afectados.  

Según un estudio publicado en la edición en línea del 14 de  julio de la revista Cancer,  las tasas de cáncer testicular o cáncer de testículo entre los jóvenes estadounidenses de origen hispano ha aumentado considerablemente en los últimos años, más que en ningún otro grupo étnico o racial en el país.  De continuar esta tendencia, se estima que en muy poco tiempo superarán las tasas de los hombres estadounidenses de raza blanca quienes tradicionalmente han tenido las tasas más altas de incidencia de este tipo de cáncer.

El estudio obtuvo los datos del Instituto Nacional del Cáncer recopilados de 1992 a 2010. Los resultados arrojaron que la incidencia al año de cáncer testicular entre los hispanos de 15 a 39 años aumentó durante ese período en un 58% (de unos siete casos por cada 10,000 personas a más de 11 casos). En comparación, los casos de cáncer testicular entre los estadounidenses de la raza blanca dentro de esas mismas edades aumentaron en un 7% durante el mismo período (de 12.4 a poco más de 13 casos por cada 10,000 personas).

De acuerdo con la Dra. Rebecca Johnson, del Hospital Pediátrico de Seattle y autora del estudio, los estadounidenses de origen hispano son el grupo étnico de mayor crecimiento en los Estados Unidos, pero hasta hace poco tiempo no había muchos datos sobre la incidencia del cáncer entre ellos. Debido a eso, no se podía examinar con exactitud la tendencia del cáncer en los hombres hispanos.  Según ella, el crecimiento de la tasa de cáncer testicular en los adolescentes y los adultos jóvenes hispanos, unida al rápido aumento de la población hispana en los Estados Unidos, tendrá un gran impacto en el sistema de atención de salud del país.

Si eres joven y de origen hispano, ¿qué puedes hacer tú para que no te afecte este tipo de cáncer? Lo primero es conocer más sobre el cáncer testicular, especialmente si tú u otro miembro de la familia tiene factores de riesgo, así como los síntomas que permiten descubrirlo.

Lo que debes saber sobre el cáncer testicular

Este tipo de cáncer aparece cuando las células testiculares se vuelven anormales, o sea, malignas, en uno o en ambos testículos. Es importante que conozcas los factores de riesgo de padecerlo para que estés al tanto de ellos. Los más frecuentes son:

  • Un testículo que no ha descendido.
  • Desarrollo anormal de los testículos.
  • Antecedentes personales de cáncer testicular.
  • Antecedentes familiares de cáncer testicular (sobre todo en un padre o en hermanos).
  • Ser de la raza blanca.

Aunque el cáncer testicular es más frecuente en los hombres de 20 a 35 años, puede presentarse a otras edades. En muchos casos, lo descubre el mismo paciente mediante un auto-examen testicular. Es importante que conozcas los síntomas del cáncer testicular para que puedas tomar nota de cualquier anormalidad en tus testículos. Si detectas alguna de las siguientes señales, consulta con tu médico:

  • Una inflamación o protuberancia que no duele en un testículo.
  • Algún cambio en un testículo, que se nota al tacto.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen, en la espalda o en la ingle.
  • Acumulación de líquido en el escroto (la bolsa de piel en donde se encuentran los testículos).
  • Dolor o una sensación incómoda en un testículo o en el escroto.

Según el tipo de cáncer y el estado en que se encuentre, los tratamientos pueden incluir cirugía, así como terapia de radiación y/o de quimioterapia.

Como el cáncer testicular puede recurrir, es importante una vez que se ha recibido tratamiento, darle seguimiento, o sea, tener exámenes periódicos durante varios años.

Como algunos de los tratamientos podrían producir esterilidad permanente. Si te diagnostican con cáncer testicular y quieres tener hijos, habla con el médico acerca de si debes considerar el almacenamiento de esperma antes de empezar el tratamiento. Este consiste en almacenar el esperma para congelar los espermatozoides, que se pueden usar en un futuro.

Afortunadamente, el cáncer testicular es uno de los más curables si se detecta a tiempo y se da el tratamiento adecuado. De ahí la importancia de que conozcas y estés alerta a los síntomas. Si notas alguno, visita a tu médico inmediatamente para aumentar tus probabilidades de tratar con éxito la enfermedad.

Imagen © Thinkstock /sosha

Comentarios