Comparte este artículo:

¿Alguna vez te ha pasado que a la mitad de un día estresante en la ciudad quieres escapar como por arte de magia al campo, a la playa o las montañas? Esto no es una coincidencia. La naturaleza tiene mucho que ver en nuestro bienestar mental. Sigue leyendo y entérate de lo que dicen los estudios acerca de cómo te puede ayudar el estar en contacto con la naturaleza.

“Cierra los ojos e imagínate que estás en un lugar que te da tranquilidad”. Esto te lo pueden haber dicho en algún tipo de terapia de relajación y te apuesto a que lo que te imaginaste es que estabas en un bosque, en un jardín lleno de flores, en las montañas o en una playa de arena blanca y agua cristalina. Es cierto que la naturaleza tranquiliza y que cuando estás estresado(a) por el trabajo, lo que menos quieres es salir a la jungla de la ciudad y ser bombardeado por el ruido de las bocinas, la contaminación del aire, y la gente que va corriendo en contra del reloj.

Pero la naturaleza, el verde, el agua, siempre han sido sinónimo de descanso. Existen evidencias científicas que sustentan el poder curativo de la naturaleza acerca de la salud mental y física. Estar en el bosque, las montañas, un lago o la playa mejora el estado de ánimo, reduce el estrés y las preocupaciones, calma la agresividad, reduce el enojo y promueve un sentimiento de alegría general. Además, el estar en contacto con la naturaleza fortalece el sistema inmunológico.

Varios estudios también demuestran que luego de haber estado sometidos a tareas exigentes y estresantes, las personas se recuperan mucho mejor cuando están rodeados de la naturaleza que en los ambientes urbanos. Piénsalo, si sales un fin de semana lejos de la ciudad, al regresar, te sientes como nuevo(a) ¿no es cierto? En cambio, si te quedas en la ciudad viendo la misma selva de cemento que ves todos los días, cuando llega el lunes, quizá te sientas igual de cansado(a). Esto se debe a que la presión arterial, la tensión muscular y el nivel de hormonas estresantes disminuye más rápidamente en ambientes naturales. Y si tu cuerpo se siente mejor, tu mente también lo hará: la salud mental va de la mano con la salud física.

¿Cuánto tiempo debes estar en contacto con la naturaleza para sentir sus beneficios? Lo ideal es que puedas pasar días enteros. Pero si no cuentas con el tiempo debido al ritmo de tu vida, te alegrará saber que sólo 5 minutos de caminata en el parque, la playa o simplemente, 5 minutos de estar en tu jardín, tienen un efecto positivo en tu salud mental.

Unos investigadores del Reino Unido analizaron los datos de 10 estudios diferentes en todo el país, provenientes de más de 1,200 personas. Luego de analizar el efecto en la salud mental de actividades como hacer jardinería, andar en bicicleta, salir a dar un paseo en bote, pescar, o simplemente estar al aire libre en un parque de la ciudad, encontraron que el impacto más fuerte en la salud mental se logra luego de pasar al menos 5 minutos en contacto con la naturaleza.

Unos científicos de la Universidad de Essex en el Reino Unido, dijeron que “por primera vez en la historia de la literatura científica, hemos podido mostrar la relación que existe entre dosis y respuesta en lo que se refiere a los efectos positivos de la naturaleza en la salud mental de las personas”. De acuerdo al estudio, el estar rodeado de verde es positivo, pero lo es aún más cuando también hay agua. Se sabe que el agua tiene efectos relajantes muy poderosos.

Otro estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology de la American Chemical Society reveló que los cambios más positivos luego de estar en contacto con la naturaleza, se encontraron en personas que padecen alguna enfermedad mental. Sin embargo, los efectos son beneficiosos también en personas sanas y de todas las edades.

Por eso, la próxima vez que te sientas que el estrés está dominando tu día, haz una pausa y vete al ¡verde que te quiero verde! Te sentirás mucho más feliz, relajado(a), alegre y con las baterías recargadas.

¡Disfruta de los beneficios de la naturaleza en tu salud mental y física!

Comentarios