El “Día de Acción de Gracias” no es el día de abandonar la dieta

Muchos piensan que a partir del Día de Acción de Gracias están obligados a dejar la dieta, pero no es así. Si realmente te interesa seguir cuidando tu alimentación en esta temporada, no es necesario esconderte en tu casa hasta el próximo año. Es sólo cuestión de organizarte para no comer más de lo que debes, o lo que no debes. En Vida y Salud te damos algunos consejos para que te prepares y disfrutes.

Muchas familias latinas viviendo en Estados Unidos celebramos el Día de acción de Gracias, ya sea porque en nuestros países de origen también se celebra, o porque hemos adoptado la cultura de este país. Además, aunque no lo celebren en tu casa, es muy difícil no encontrarte alguna vez frente a la tentación de un delicioso pavo relleno o las tentaciones que lo rodean, en casa de tus compañeros del trabajo, en una reunión con los vecinos o en la escuela.

Para algunos el Día de Acción de Gracias significa, principalmente, el día de decirle adiós a la dieta hasta el próximo año. Es comprensible, pues es cuando se inicia la temporada de fiestas y vacaciones, y con ella llegan semanas de deliciosos platos tradicionales y postres, que te impiden perder peso en esta época. Pero eso no quiere decir que no puedas controlar tu peso actual y al menos evites ganar libras de mas que después te costará volver a bajar. Existen muchas formas de cuidar tu peso empezando en el Día de Acción de Gracias y durante la época de celebraciones…

Come bien durante el día. El Día de Acción de Gracias muchos prefieren no comer casi nada durante el día para disfrutar la cena. ¡Gran error! Al hacer esto con seguridad llegarás con tanta hambre que comerás más de lo necesario. No descuides el desayuno ni el almuerzo en este día, que no te quitarán el hambre para la noche pero sí evitarán que llegues con un apetito feroz.

Prepara un plato ligero. Si decides cocinar para este día, aprovecha para hacer un plato bajo en grasa y en calorías. El usar menos aceite o mantequilla, reducir la cantidad de azúcar, usar productos bajos en grasa o cocinar en el horno en lugar de freír, son claves para una cena saludable, baja en calorías, que no tiene que ser desabrida.

Satisface tu apetito, no tu gula. La cena de Acción de Gracias siempre es abundante, pero tu plato no tiene por qué llenarse de todo lo que hay en la mesa. Antes de servirte, escoge un plato pequeño, mira todas las opciones y elige las que más te gustan. ¿Quién dijo que tenías que probarlo todo? Y evita al máximo repetir. Si definitivamente no te aguantas la tentación, pide que te regalen un poco para llevarte a tu casa y te lo comes al día siguiente. ¡Mejor aún!

Plato balanceado. De todas las opciones que hay en la mesa de Acción de Gracias, hay algunas que son más recomendables para tu dieta que otras. Por ejemplo: la carne de pavo, la tarta de calabaza, los vegetales cocinados, las papas al horno. Trata de elegir las opciones menos grasosas, y balancea tu plato sirviéndote no más de dos harinas (pan, papas), incluyendo siempre una porción de vegetales y una porción de carne sin grasa.

Estrategias durante la cena. El comer despacio te ayudará a disfrutar tu comida y a sentirte satisfecho con un plato de comida. Y en caso de que sea buffet, intenta sentarte lejos de la mesa para que puedas ignorar más fácilmente el olor que te tienta.

Las bebidas también cuentan. ¡Claro que sí! Y también cuentan las bebidas alcohólicas que tienen bastantes calorías. Por eso no es recomendable que te descuides con ellas. Procura tomar agua o jugos sin azúcar con la cena en lugar de tantos refrescos dulces o en los intermedios entre una copa y otra. Así evitas excederte en calorías y en licor.

Mantente activo. A pesar de todos tus esfuerzos, es probable que de vez en cuando caigas en algunas tentaciones extra. Pero al mantenerte activo haciendo ejercicio regularmente, e incluso haciendo un poco más que antes (más días a la semana o más minutos) ayudarás a compensar esos antojitos ocasionales que no pudiste evitar.

Estas son algunas estrategias para los que les gusta disfrutar el Día de Acción de Gracias al estilo tradicional. Pero, para quienes quieren ser un poco más atrevidos con las tradiciones, pueden planear un día diferente. Por ejemplo, ¿por qué no intentar un día de actividades familiares con pequeños cortes para comer algunos platos saludables? Finalmente lo importante es el acto de dar gracias y de reunirse con la familia.

¡Feliz Día de Acción de Gracias para todos!

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.