Comparte este artículo:

Aunque las personas con artritis se enfrentan a muchos desafíos diariamente, el hacer ejercicio regularmente, puede aliviar algunos de los síntomas y mejorar su calidad de vida.

La artritis es una de las enfermedades más complejas. Su nombre significa literalmente “inflamación de las articulaciones” y bajo su rótulo se han identificado más de 100 condiciones distintas que afectan a las articulaciones y a los tejidos que las rodean, como los tendones y los músculos.

Aunque lamentablemente la artritis no tiene cura, los 50 millones de adultos y 300,000 niños que padecen esta enfermedad en Estados Unidos pueden amortiguar algunos de sus síntomas practicando el hábito del ejercicio.

El Colegio Americano de Reumatología informa que el ejercicio regular no sólo mejora la calidad de vida de las personas con artritis, también reduce el costo de la atención médica.

Utilizando los resultados de un estudio nacional patrocinada por los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, un equipo de investigadores examinó los niveles de actividad física y los años de calidad de vida ajustados de 4,700 adultos diagnosticados con artritis de la rodilla o con riesgo de padecerla.

Los investigadores midieron los niveles de actividad física de los participantes durante una semana usando un dispositivo llamado acelerómetro. Luego dividieron a los participantes en tres grupos: un grupo integrado por los que reunían las recomendaciones  nacionales sobre ejercicio semanal (unos 150 minutos de actividad de moderada a vigorosa a la semana), un segundo grupo que incluyó a unos participantes que aunque no hacían mucho ejercicio, sí hacían alguna actividad de moderada a vigorosa y un tercer grupo que llevaba una vida sedentaria.

A lo largo del estudio, los investigadores descubrieron que los años de calidad de vida ajustados de los participantes que cumplieron con las directrices sobre el ejercicio fueron más altos que los que estaban menos activos o no estaban activos.  La diferencia se tradujo entre 10 y 20 días más de buena salud en un año, por lo que instituciones como el Colegio de Reumatología de los Estados Unidos recomienda que las personas que sufren cualquier condición de artritis, aumenten la cantidad de ejercicio que realizan.

¿Por qué es beneficioso hacer ejercicio cuando se tiene artritis?

Según la Clínica Mayo, el ejercicio es beneficioso para combatir la artritis por las siguientes razones:

  • Fortalece los músculos alrededor de las articulaciones
  • Ayuda a mantener la fortaleza de los huesos
  • Da más fuerza y ​​energía para pasar el día
  • Facilita dormir mejor
  • Ayuda a controlar el peso
  • Hace que la persona se sienta mejor consigo misma y mejora su sensación de bienestar general

Aunque se podría pensar que el ejercicio va a agravar el dolor en las articulaciones y la rigidez, en verdad sucede lo contrario. La falta de ejercicio es lo que podría hacer que las articulaciones duelan más y se sientan más rígidas. No hacer ejercicio debilita los músculos de soporte, lo que causa más estrés en las articulaciones.

Sin embargo, se recomienda que las personas que sufren de artritis consulten con su médico antes de comenzar a practicar cualquier rutina de ejercicio, pues él o ella determinará qué tipo de movimiento es mejor para cada tipo de persona, dependiendo del tipo y la severidad de la artritis.

¿Qué tipo de ejercicios deben hace los pacientes con artritis?

De manera general la Fundación para la Artritis recomienda que  las personas con artritis incluyan en su rutina diaria ejercicios de tres tipos:

  • Los ejercicios de elongación (estiramiento y flexibilidad), porque ayudan mantener el movimiento de las articulaciones y a aliviar la rigidez.
  • Los ejercicios de fortalecimiento, para mantener  y/o aumentar la fuerza muscular.
  • El ejercicio aeróbico, pues ayuda a mantener la resistencia, a fortalecer el corazón y los pulmones y a disminuir la fatiga.

La misma organización recomienda que cada paciente consulte con su médico sobre qué tipo de ejercicio es el más indicado de acuerdo a la condición y grado de su artritis. Incluso, quizás el médico te recomiende un fisioterapeuta para que éste(a) diseñe un programa de ejercicios específico para tu caso.

¿Qué medidas preventivas debe tomar el paciente con artritis al hacer ejercicio?

Si alguien con artritis lleva algún tiempo sin hacer ejercicio, lo mejor es que comience poco a poco. No es bueno forzar demasiado los músculos, porque eso podría empeorar los síntomas.  La Clínica Mayo tiene las siguientes sugerencias:

  • Aplicar calor. El calor puede relajar las articulaciones y los músculos y aliviar el dolor (si se tiene dolor) antes de empezar.  Para ello, se pueden dar tratamientos térmicos – toallas calientes, compresas calientes o una ducha (tibia, no caliente) durante unos 20 minutos.
  • Moverse con suavidad. Mover las articulaciones suavemente al principio de una sesión de ejercicios es bueno para calentar los músculos. Se puede comenzar con ejercicios de rango de movimiento durante cinco a diez minutos antes de pasar a los ejercicios de fortalecimiento o aeróbicos.
  • Ir despacio. La recomendación es hacer ejercicio con movimientos lentos y fáciles. Si se comienza a sentir dolor, es mejor tomarse un descanso. Si el  dolor se agudiza o es más fuerte que el dolor de las articulaciones habitual podría indicar que algo está mal. Si se  observa inflamación o enrojecimiento en las articulaciones, se debe reducir la velocidad enseguida.
  • Aplicar hielo en las articulaciones después del ejercicio. Esto se debe hacer si fuera necesario, sobre todo después de la actividad que causa inflamación (hinchazón) articular.
  • Confiar en los instintos. Esto significa que no se debe ir más allá de lo que uno considere que las articulaciones pueden manejar. Es mejor tomarlo con calma e ir aumentando la duración e intensidad del ejercicio poco a poco, a medida que avanza.

Ni el dolor ni la rigidez tienen que dominar la vida de las personas con artritis. Parte de la estrategia para combatirla es comenzar un plan de ejercicios. Consulta con tu médico y da el primer paso empezando hoy.

Imagen © iStockphoto.com / Johnny Greig

Comentarios