Dejar un mal hábito como el cigarrillo, puede costarle trabajo a quienes se han hecho adictos a la nicotina. Sin embargo, existe una alternativa sana que te beneficiará a tu salud en general y puede ayudarte a dejar de fumar definitivamente: el ejercicio.

Si hace mucho que has intentado dejar de fumar, o es uno de tus propósitos para este año nuevo y no sabes cómo hacerlo, no te desanimes. Hacer ejercicio puede ser tu aliado para dejar tu adicción a la nicotina.

Una revisión de 12 estudios que se realizaron en el 2007 en la revista profesional Addiction, concluyó que el ejercicio puede ayudar a los fumadores a dejar el cigarrillo tanto desde el punto de vista físico como psicológico.

En concreto, estos estudios afirmaron que cualquier tipo de ejercicio moderado o intenso, puede ayudar a controlar la ansiedad de la adicción a la nicotina y a disminuir los síntomas que se desarrollan en algunas personas, al dejar de fumar, como estrés, irritabilidad, y dificultad para concentrarse. Además, el ejercicio contribuye a estimular los químicos del cerebro que se activan con la nicotina y que tienen que ver con una sensación de bienestar.

Un estudio realizado por la Universidad de California en San Francisco, ofrece resultados concretos al respecto. En dicha investigación 407 fumadores recibieron parches de nicotina, un medicamento para dejar de fumar y asesoría psicológica por 3 meses. La mitad de este grupo, recibió además, un cuenta pasos y se les pidió que caminaran 10,000 pasos al día. Al cabo de tres meses, aquellos que caminaron, tuvieron mayores probabilidades de no volver a fumar que aquellos que no se ejercitaron.

Por supuesto, la gente que hace ejercicio también tiene una tendencia a adoptar otros hábitos saludables como llevar una dieta sana, dormir bien y por supuesto, evitar el uso del alcohol y otras sustancias que puedan provocar adicción.

De igual manera, si te animas a adoptar un programa de ejercicio, puedes empezar a comprobar que puedes lograr las metas que te propones, lo cual te dará una sensación de confianza y capacidad para mantenerte firme en tus propósitos.

Y lo mejor de todo, es que enfocarte en un hábito saludable, en lugar de concentrarte en que debes dejar uno malo, tiene un gran efecto positivo a nivel psicológico que te ayudará a dejar de fumar. Esto, sin contar que el ejercicio tiene miles de efectos positivos en tu salud, entre los que se encuentran, perder peso, tonificar tus músculos, fortalecer tus huesos y una mejoría en el estado de ánimo.

Así que si quieres dejar de fumar definitivamente, puedes cambiarlo por una bicicleta, una buena caminata, correr al aire libre, nadar, o cualquier otro ejercicio que te entusiasme. Fíjate en todos los beneficios que te brinda ¡Anímate!

 

Imagen © Shutterstock / Ljupco Smokovski

Comentarios