Comparte este artículo:

Según un nuevo estudio, el masaje con aromaterapia podría reducir los síntomas de la menopausia.

La aromaterapia es una técnica en la cual se utilizan los aceites esenciales de las plantas con la intención de prevenir o tratar las enfermedades, reducir el estrés, o mejorar el bienestar. Los aceites perfumados y los productos que contienen compuestos fabricados por el hombre no se utilizan en la práctica genuina de la aromaterapia. Aunque muchas tiendas venden velas perfumadas y popurrí de “aromaterapia”, los verdaderos tratamientos de aromaterapia utilizan concentraciones más altas de aceites esenciales extraídos de varias hierbas. En el masaje con aromaterapia se utilizan aceites esenciales que se han añadido al aceite de masaje. Esto permite que los aceites esenciales sean absorbidos por la piel, así como por la nariz y la boca.

En un estudio publicado en el medio profesional Menopause, 90 mujeres menopáusicas fueron asignadas al azár a uno de tres grupos. El primer grupo recibió un masaje de aromaterapia de 30 minutos con aceite aromática dos veces por semana durante cuatro semanas, el segundo grupo recibió un masaje de 30 minutos con aceite de masaje normal dos veces por semana durante cuatro semanas y el tercer grupo no recibió tratamiento alguno. Los síntomas de la menopausia fueron evaluados utilizando la escala de calificación de la menopausia durante todo el estudio.

Los investigadores encontraron que después de ocho sesiones de tratamiento, las participantes en el grupo de masaje de aromaterapia y en el grupo de masajes regulares tuvieron puntuaciones más bajas en la escala de la menopausia que aquellas que no recibieron tratamiento. Las participantes en el grupo de aromaterapia tuvieron puntuaciones mucho más bajas en comparación con las que recibieron tratamientos de masajes regulares.

Los autores concluyeron que tanto el masaje de aromaterapia como el tratamiento con masajes regulares podrían reducir los síntomas de la menopausia, sin embargo, el masaje de aromaterapia puede ser más eficaz. Se necesita más investigación antes de sacar conclusiones firmes.

Muchas terapias integrales han sido estudiadas por sus potenciales efectos sobre los síntomas de la menopausia. Los alimentos ricos en fitoestrógenos, como la soja (soya), podrían ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia, como la resequedad vaginal, el ardor, el prurito, el dolor durante las relaciones sexuales y la disminución del interés sexual. El cohosh negro (cimicifuga racemosa) es también una popular alternativa a la terapia hormonal recetada para el tratamiento de los síntomas de la menopausia. La investigación ionicial en humanos sugiere que el cohosh negro podría mejorar algunos de estos síntomas durante un máximo de seis meses. Sin embargo, la evidencia actual es contradictoria. Se requieren estudios bien diseñados adicionales antes de establecer conclusiones firmes.

 

Imagen © pixabay.com

 

Comentarios