Comparte este artículo:

Un día es la quinoa, otro es el brócoli… hasta que les llega el turno a las bayas (berries) o al salmón. Al igual que a Superman, se les atribuyen poderes extraordinarios y así se van poniendo de moda, igual que los famosos de la farándula, bajo la promesa de que son capaces de aliviar, evitar y hasta sanar algunas condiciones de salud. ¿Acaso tienen realmente ese poder? ¿O, quizá sea posible que su abuso hasta nos pueda causar daño? Sigue leyendo para que encuentres la respuesta…. Te adelanto, en cuestión de alimentación, la moderación – y la variedad – son la clave.

¿Qué se entiende por súper alimentos? Aunque no hay una definición oficial, el término empezó a hacerse popular años atrás cuando los consumidores empezaron a preocuparse más por su salud y a tener mayor interés en probar cosas diferentes. El término se refiere a alimentos especialmente ricos en un nutriente en particular, ya sea una vitamina, un mineral o un antioxidante. Desde ese punto de vista, la mayoría de las frutas y los vegetales, son excelentes fuentes de nutrientes, y por eso, pueden considerarse como súper alimentos (lo cual no significa que tengan poderes excepcionales).

El término de súper alimentos suele dar lugar a interpretaciones equivocadas y a exageraciones. Con frecuencia se utiliza para nombrar a un alimento en particular que, supuestamente, contiene cantidades elevadas de todas o casi todas las sustancias nutritivas, -no de una o unas pocas como realmente sucede- , y hasta se dice que mejora la salud general o puede ofrecer protección contra ciertas enfermedades.

Como resultado, las personas piensan que deben consumir sólo estos “súper alimentos” para recibir una buena nutrición y a la vez estar a salvo de todo tipo de problemas de salud. Ese error las lleva a excluir de su dieta otros alimentos o grupos de alimentos, lo que provoca que su dieta tenga una deficiencia en nutrientes importantes que estos carecen.

Y hay algo más. Como los súper alimentos tienen una cantidad muy alta de uno o algunos nutrientes, si los consumes en exceso, podrían incluso ser peligrosos para tu salud.

Por ejemplo, las nueces de Brasil tienen una gran cantidad de una sustancia, el selenio, que raras veces se encuentra en otros alimentos. El organismo necesita selenio, pero en cantidades excesivas puede tener efectos secundarios peligrosos. En cuanto al aguacate (palta), alto en nutrientes beneficiosos para el corazón, como vitamina E, ácido fólico, potasio y grasas monoinsaturadas, también te proporciona bastantes calorías si comes cantidades abundantes. Por eso, si no quieres subir de peso, debes comerlo con moderación. ¿Qué pasa si te excedes comiendo quinoa? Contiene ciertos compuestos que pueden irritar los intestinos.

Otro factor que debes tener en cuenta es que la fama de muchos de los considerados como “súper alimentos” se debe, en parte, a la abundancia de antioxidantes que contienen. Los nutricionistas afirman que los antioxidantes reducen el riesgo de enfermedades cardíacas y de cáncer, minimizan los efectos del envejecimiento y hasta se asocian con una mejor vida sexual. Pero según muchos investigadores, el exceso de antioxidantes podría interferir con el equilibrio del organismo.

Es cierto, por ejemplo, que los antioxidantes, retrasan el daño celular que ocurre por un proceso llamado oxidación, mientras que las sustancias pro oxidantes lo aceleran. Pero demasiados antioxidantes afectan la respiración de las personas mayores y les dificulta hacer los ejercicios que los ayudan a mantenerse en forma.

En un estudio realizado en Kansas State University y publicado en Journal of Applied Physiology, se hicieron pruebas con animales, que recibieron diferentes dosis de antioxidantes. Según Steven Copp, uno de los investigadores, los que recibieron un exceso de antioxidantes, tuvieron debilidad en su función muscular. De acuerdo a Copp, el equilibrio entre los antioxidantes y los pro oxidantes es muy delicado. O sea más no es siempre mejor.

¿Debes suprimir del todo los súper alimentos? Obviamente no. Pero recuerda que no hay alimentos milagrosos. Por lo regular, los llamados súper alimentos son buenos, porque es cierto que contienen sustancias nutritivas importantes para el organismo, pero sus propiedades y sus beneficios muchas veces se exageran. Debes consumirlos con moderación, y nunca a expensas de una dieta balanceada. Cómelos combinándolos con otros alimentos que tengan los nutrientes que éstos no tienen. Sólo así podrás obtener todas las vitaminas, minerales y demás sustancias que necesitas para mantenerte saludable.

Imagen © Thinkstock / marilyna

Comentarios