Comparte este artículo:

¿Miedo a la calvicie? Un día, mi paciente Santiago se despertó convencido de que se iba a quedar calvo, a pesar de tener una melena que muchos de sus amigos calificaban como “afro”.

Me cuenta que empezó a ver que se le caía el pelo y que había un lugar en particular, donde esa ausencia se notaba. Antes de que fuera demasiado obvio, decidió cambiar de “look” y raparse por completo. Santiago está resignado, porque su abuelo era calvo y cree que lo suyo es hereditario. Ya se está acostumbrando a que le digan “pelón”, pero me confiesa que no le causa mucha gracia.

Luciana, una paciente de 30 años, llegó a mi consultorio después de su embarazo y estaba angustiadísima, me dijo que se pasó la mano por la cabeza y un mechón de pelo entero quedó entre sus dedos…se preguntaba ¿Será posible? ¿Acaso las mujeres también nos podemos quedar calvas?

Sí. La calvicie o alopecia puede afectar a cualquiera: hombres, mujeres y niños. Es el resultado de la pérdida excesiva de cabello y puede ser hereditaria, darse como consecuencia de tomar ciertos medicamentos o ser el síntoma visible de alguna enfermedad. También puede ser permanente o temporal. Por lo general, las mujeres no sufren de alopecia permanente.

Muchas personas aceptan la calvicie sin buscar tratamiento. Otras, al contrario, tratan de esconderla con maquillaje, pelucas o sombreros. Algunos deciden desafiar el dicho de que “lo único que detiene la caída del cabello es el piso”, mientras que otros se inclinan por procedimientos quirúrgicos (los implantes). Para saber cuáles son las opciones de tratamiento para ti, es importante que consultes con tu médico acerca de cuáles son las causas de tu pérdida de cabello.

Dentro de los tipos de calvicie permanente se encuentran la alopecia androgénica que afecta a los hombres jóvenes. Es la más común y se caracteriza por la pérdida de cabello en la frente — las llamadas entradas — y en la coronilla, y puede terminar en la pérdida de todo el pelo. Las mujeres también experimentan este tipo de calvicie, sin embargo, casi nunca quedan completamente calvas

Pero la pérdida del pelo, no es necesariamente definitiva. Existe calvicie temporal, se llama alopecia areata y ocurre cuando se pierde pelo en una pequeña área redonda del tamaño de una moneda de 25 centavos. Se desconoce la causa, se piensa que puede deberse a factores autoinmunes o ser producto del estrés.  Otras causas de pérdida de cabello transitoria que incluyen cambios hormonales, especialmente después de tener un bebé, o de dejar de tomar pastillas anticonceptivas. Los tratamientos o medicamentos para algunas enfermedades, como la quimioterapia por ejemplo, también pueden causar la pérdida del cabello. Si sufres de alguna de ellas, no pierdas la esperanza porque hay soluciones, algunas mejores que otras.

Santiago probó tomar Propecia, un medicamento para estimular el crecimiento del cabello que les funciona a muchos caballeros, pero él tuvo efectos secundarios en su deseo sexual y su mujer le dijo decidida: “la verdad, prefiero que seas calvo…” Luciana, por su parte, ya pasó la fase del post parto, recuperó su hermoso pelo y ya no está preocupada. Obviamente ellos dos consultaron con su médico para acabar con este problema “de raíz”. Así que si te preocupa la pérdida de cabello, tú debes hacer lo mismo… ¡buena suerte!

 

Actualización de un artículo de la Dra. Aliza que fue publicado originalmente en People en Español en el 2009.

Copyright © Time Inc., 2009.  Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / iofoto

Comentarios