Comparte este artículo:

Este año ya se ha informado sobre más de 150 casos de sarampión en Estados Unidos y se han presentado brotes similares en Europa, señal del alarmante retorno de la enfermedad.  La reaparición de este virus potencialmente mortal deriva del temor infundado sobre la vinculación entre la vacuna contra el sarampión y el autismo que ha vuelto a algunos padres contrarios a la vacunación infantil, comenta el Dr. Gregory Poland de Mayo Clinic.  En la edición de septiembre de “Mayo Clinic Proceedings”, el Dr. Poland exhorta a los médicos a revisar la extensa investigación científica que no ha encontrado ninguna conexión entre la vacuna contra el sarampión, paperas y rubéola (vacuna triple viral) y el autismo.

El temor por la vacuna triple viral lo desató en 1998 el científico, Dr. Andrew Wakefield, en la revista médica británica The Lancet.  Luego, el Consejo Médico General Británico descubrió que el estudio del Dr. Wakefield era fraudulento y lo retractó.  Sin embargo, la sospecha sobre la vacuna y sus aditivos (como el timerosal) no sólo ha persistido, sino que ha cobrado ímpetu entre el público por la influencia de algunas celebridades y amplia cobertura de los medios sociales.

“Una creciente cantidad de personas está decidiendo no vacunar a sus hijos debido a esta controversia y esos pequeños ahora son susceptibles al virus del sarampión”, explica el  Dr. Poland, Profesor “Mary Lowell Leary” de Medicina y director del Grupo de Mayo Clinic para Investigación sobre Vacunas.

“Los resultados han sido devastadores”, añade el Dr. Poland.  “La campaña en contra de la vacuna ha causado graves daños a la salud pública de varios países, pese a carecer de base científica.  Se han realizado más de 20 estudios que cubren dos décadas en varios países, sin que ninguno haya encontrado evidencia científica alguna sobre la conexión entre el ámbito de los trastornos autistas y la vacuna triple viral”.

El sarampión continúa siendo la enfermedad infecciosa más contagiosa que el ser humano puede contraer y cobra la vida de alrededor de 3 de cada mil personas infectadas.  Dada la eficacia de la vacuna y de los exitosos programas de vacunación mundiales, en Estados Unidos no sólo se han eliminado las causas naturales de la enfermedad, sino que están en vías de erradicarse, igual al caso de la viruela.

El Dr. Poland recomienda a médicos, pacientes y medios de comunicación que se eduquen sobre las investigaciones ya realizadas para ayudar a rectificar la información equívoca difundida.  Un informe importante publicado por el Instituto de Medicina la semana pasada sustenta las declaraciones del Dr. Poland respecto a que no existe ninguna conexión entre la vacuna triple viral y el autismo.

“Es preciso que, con el mismo empeño, se dirija una cantidad importante de fondos adecuados para determinar la causa real del autismo en los niños”, concluye el médico.

Mayo Clinic Proceedings es una revista arbitrada que publica artículos originales y revisiones sobre temas de medicina clínica y de laboratorio, investigación clínica, investigación en ciencias básicas y epidemiología clínica. La Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica publica mensualmente la revista Mayo Clinic Proceedings como parte de su compromiso con la educación médica. La revista se ha publicado durante más de 80 años y tiene un tiraje de 130 mil ejemplares dentro y fuera de Estados Unidos. Los artículos están disponibles en www.mayoclinicproceedings.com.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

 

Imágen © iStockphoto.com /Yarinca

Comentarios