Comparte este artículo:

Si estás en una edad fértil y tienes una vida sexual activa, este artículo te puede interesar. ¿Has oído hablar del ácido fólico y la importancia que tiene para la mujer y para la salud de los hijos que pueda tener? Para que no te queden dudas, aquí te contamos por qué es necesario que tomes ácido fólico, esta vitamina del grupo B, en especial si estás buscando un bebé.

Estas embarazada y una nueva vida se está gestando dentro de ti. Por eso es tan importante que cuides tu salud más que nunca. Recuerda que todo lo que comas también alimentará al bebé y si usas alguna medicina o suplemento también lo recibirá el bebé, lo que puede ser muy peligroso ya que, por ejemplo, esa copa de vino que a te agrada y o te marea o esa pastilla que te calma el dolor de cabeza pueden ser muy fuertes para el niño y puede provocarle efectos no deseados y hasta secuelas (consecuencias) que lo afectarán toda la vida.

Por eso, si estás embarazada o estás planeando un embarazo, es importante que antes de tomar cualquier medicina o suplemento lo consultes con tu médico.  Además, si estás pensando en tener un bebé, es importante que visites al médico junto con tu pareja, para que ambos puedan hacerse los controles necesarios y puedan saber que están en condiciones de recibir a una nueva vida.

Otra buena idea en esta etapa de búsqueda es comenzar a tomar suplementos de ácido fólico, un complejo de la vitamina B que ha probado tener buenos resultados en la prevención de algunos defectos de nacimiento, (o malformaciones congénitas) como la espina bífida (una condición en la que la espina dorsal del bebé no se cierra bien y le puede causar parálisis), la anencefalia (una enfermedad que afecta el cerebro de la criatura y provoca su muerte) y otros defectos del tubo neural.

Ahora, además, un nuevo estudio desarrollado por unos investigadores de la división de salud mental del Instituto Noruego de Salud Pública en Oslo ha encontrado que el ácido fólico también podría tener efectos positivos para prevenir problemas en el desarrollo del habla en los niños de tres años.  

<!–nextpage–>

 

En detalle, los investigadores detectaron que las mujeres que no tomaron suplementos de ácido fólico antes de y durante el embarazo tuvieron más del doble de riesgo de tener un hijo con un retraso grave en el lenguaje, en comparación con las mujeres que sí tomaron dichos suplementos.

Para llegar a estos resultados, que fueron publicados en la edición del 12 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association, los investigadores consideraron los datos de las madres y sus hijos, recolectados entre 1999 y 2008, considerando a los niños hasta los tres años de edad.

En la naturaleza, el ácido fólico se encuentra en los alimento como folato, que está presente en las verduras de hojas verdes como el brócoli y la espinaca. En los Estados Unidos, además, muchos alimentos contienen ácido fólico agregado, como el pan, la leche, el arroz y los cereales (busca las especificaciones en las etiquetas).

Y si bien la dieta es importante, en general no es suficiente para obtener la cantidad de folato que el cuerpo necesita. Por eso siempre se recomienda tomar suplementos de ácido fólico antes de quedar embarazada y durante los primeros tres meses del embarazo. Y como muchos embarazos no son planeados, si tienes una vida sexual activa y sin protección es importante que también tomes estos suplementos, sólo para estar prevenida y para proteger la salud de tu futuro bebé.

Recuerda que el 70 por ciento de los problemas de nacimiento pueden ser evitados si tienes los cuidados necesarios. Por ejemplo, además de prestar atención a la dieta (que sea balanceada, sin alcohol, sin abusar de los alimentos azucarados, sin exceso de sal o demasiada grasa) incluye los suplementos de ácido fólico, recuerda lavarte las manos con frecuencia, sobre todo después de cuidar a otros niños, de jugar con animales o de manipular carne cruda. También es necesario que cocines bien la carne antes de comerla y que laves bien las verduras crudas que quieras consumir.

Comparte esta información con otras mujeres que conozcas, puedes ayudarlas a evitar muchos problemas en el futuro. Y recuerda consultar con un especialista acerca de la cantidad de ácido fólico que te recomiende tomar en tu caso en particular, para poder disfrutar de un embarazo saludable y de una maternidad feliz.

Imágen © iStockphoto.com / Abel Mitja Varela

Si estás en una edad fértil y tienes una vida sexual activa, este artículo te puede interesar. ¿Has oído hablar del ácido fólico y la importancia que tiene para la mujer y para la salud de los hijos que pueda tener? Para que no te queden dudas, aquí te contamos por qué es necesario que tomes ácido fólico, esta vitamina del grupo B, en especial si estás buscando un bebé.

Estas embarazada y una nueva vida se está gestando dentro de ti. Por eso es tan importante que cuides tu salud más que nunca. Recuerda que todo lo que comas también alimentará al bebé y si usas alguna medicina o suplemento también lo recibirá el bebé, lo que puede ser muy peligroso ya que, por ejemplo, esa copa de vino que a te agrada y o te marea o esa pastilla que te calma el dolor de cabeza pueden ser muy fuertes para el niño y puede provocarle efectos no deseados y hasta secuelas (consecuencias) que lo afectarán toda la vida.

Por eso, si estás embarazada o estás planeando un embarazo, es importante que antes de tomar cualquier medicina o suplemento lo consultes con tu médico.  Además, si estás pensando en tener un bebé, es importante que visites al médico junto con tu pareja, para que ambos puedan hacerse los controles necesarios y puedan saber que están en condiciones de recibir a una nueva vida.

Otra buena idea en esta etapa de búsqueda es comenzar a tomar suplementos de ácido fólico, un complejo de la vitamina B que ha probado tener buenos resultados en la prevención de algunos defectos de nacimiento, (o malformaciones congénitas) como la espina bífida (una condición en la que la espina dorsal del bebé no se cierra bien y le puede causar parálisis), la anencefalia (una enfermedad que afecta el cerebro de la criatura y provoca su muerte) y otros defectos del tubo neural.

Ahora, además, un nuevo estudio desarrollado por unos investigadores de la división de salud mental del Instituto Noruego de Salud Pública en Oslo ha encontrado que el ácido fólico también podría tener efectos positivos para prevenir problemas en el desarrollo del habla en los niños de tres años.

En detalle, los investigadores detectaron que las mujeres que no tomaron suplementos de ácido fólico antes de y durante el embarazo tuvieron más del doble de riesgo de tener un hijo con un retraso grave en el lenguaje, en comparación con las mujeres que sí tomaron dichos suplementos.

Para llegar a estos resultados, que fueron publicados en la edición del 12 de octubre de la revista Journal of the American Medical Association, los investigadores consideraron los datos de las madres y sus hijos, recolectados entre 1999 y 2008, considerando a los niños hasta los tres años de edad.

En la naturaleza, el ácido fólico se encuentra en los alimento como folato, que está presente en las verduras de hojas verdes como el brócoli y la espinaca. En los Estados Unidos, además, muchos alimentos contienen ácido fólico agregado, como el pan, la leche, el arroz y los cereales (busca las especificaciones en las etiquetas).

Y si bien la dieta es importante, en general no es suficiente para obtener la cantidad de folato que el cuerpo necesita. Por eso siempre se recomienda tomar suplementos de ácido fólico antes de quedar embarazada y durante los primeros tres meses del embarazo. Y como muchos embarazos no son planeados, si tienes una vida sexual activa y sin protección es importante que también tomes estos suplementos, sólo para estar prevenida y para proteger la salud de tu futuro bebé.

Recuerda que el 70 por ciento de los problemas de nacimiento pueden ser evitados si tienes los cuidados necesarios. Por ejemplo, además de prestar atención a la dieta (que sea balanceada, sin alcohol, sin abusar de los alimentos azucarados, sin exceso de sal o demasiada grasa) incluye los suplementos de ácido fólico, recuerda lavarte las manos con frecuencia, sobre todo después de cuidar a otros niños, de jugar con animales o de manipular carne cruda. También es necesario que cocines bien la carne antes de comerla y que laves bien las verduras crudas que quieras consumir.

Comparte esta información con otras mujeres que conozcas, puedes ayudarlas a evitar muchos problemas en el futuro. Y recuerda consultar con un especialista acerca de la cantidad de ácido fólico que te recomiende tomar en tu caso en particular, para poder disfrutar de un embarazo saludable y de una maternidad feliz.

Imágen © iStockphoto.com / Abel Mitja Varela

Comentarios