Comparte este artículo:

Al conservar tus alimentos, te ha pasado que…

¿A quién no se le ha olvidado la comida sobre la mesa de un día para el otro, o ha almacenado los huevos en el refrigerador (hielera o nevera) por más de un mes, con tal de aprovechar esa oferta de comprarlos en grandes cantidades? Estos son algunos de los errores comunes que se comenten en la cocina y pueden llevar a complicaciones de salud más o menos graves. Sigue leyendo y descubre cómo mantener a tu familia a salvo de contaminaciones con la comida.

Comer es uno de los grandes placeres de esta vida pero pensar un menú variado y nutritivo varias veces al día puede convertirse en una tarea difícil, ¡y más aún prepararlos y dejarlos listos para consumir! Esto es algo que conocen muy bien las mamás modernas, que en poco tiempo deben ocuparse de la alimentación de varias personas en la casa.

Los alimentos que sobran

Hay que reconocerlo, a todos suele sobrarnos comida preparada y ésta siempre puede ayudarnos a resolver algún otro almuerzo o cena. Incluso, es posible que quieras dejar comida preparada de un día para otro. Eso puede resultar muy práctico, pero no hagas que se vuelva peligroso.

¿Cómo? Es muy sencillo, solo debes cuidar que no queden mucho tiempo a la temperatura ambiente. Si bien no es aconsejable colocar el alimento caliente dentro del refrigerador, tampoco es necesario que se pase horas y horas sobre la mesada, ya que de ese modo aumentan las posibilidades de que crezcan bacterias en la comida, que luego pueden causar enfermedades.

Consejos a seguir

Recuerda que el objetivo de poner los alimentos en el refrigerador (hielera o nevera) es prevenir el crecimiento de microorganismos que pueden afectar tu salud – como la salmonella, la Escherichia coli O157: H7, el C. botulinum (que provoca el botulismo) y la Listeria, pero también es importante tener ciertos cuidados a la hora de refrigerar los alimentos.

Un ejemplo perfecto son:  los huevos, los cuales debes manipular correctamente. Lo aconsejable es,  no dejar los huevos dentro del refrigerador por más de tres semanas, luego de haberlos comprado frescos. Si están cocidos,  no más de una semana.

Otro de los errores más comunes que suelen cometerse con la comida es pensar que si ésta no huele mal, entonces no hay problema. Por el contrario, a veces el refrigerador elimina los malos olores. Lo ideal es, no conservar los alimentos preparados más de cuatro días, y si contienen pescado, no más de uno o dos días.

Otro caso: ¿Eres de los que se olvida de sacar la comida del congelador (congeladora, freezer) con suficiente tiempo para descongelarla, y cuando lo haces la pones directo al fuego para que se cocine? ¡Ese es un error! La manera más recomendable de descongelar los alimentos crudos es dejarlos en el refrigerador durante la noche. Otro modo puede ser dentro de una bolsa hermética bien sellada, debajo de agua tibia que debes cambiar periódicamente y cuidar que no esté tan caliente como para cocinar el alimento.

¿Cómo evitar la contaminación de los alimentos?

Otro problema para los desmemoriados es no tener los alimentos etiquetados correctamente dentro del congelador y olvidarse de cuándo los han almacenado, para saber si todavía están frescos y aptos para comerse o no. Para conservar los alimentos, recuerda marcar bien las etiquetas cuando guardas tus comidas. De ese modo, también estarás cuidando a otros miembros de la familia, que pueden tomar los alimentos del congelador cuando tú no estás en casa.

Por último, recuerda que para evitar la contaminación de los alimentos es importante comenzar por tener cuidado en el supermercado, pensando en el tipo de productos que eliges y el modo en el que cada negocio los conserva. Entre otras medidas, corrobora que el lugar sea limpio, recuerda que son mejores las verduras de la temporada (de esa estación) y ten cuidado que las latas de conserva estén lisas y parejas, sin abolladuras ni roturas.

Con estos sencillos cuidados, podrás mantener a tu familia sanos y satisfechos.

Copyright © 2019 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © Pixabay / AKuptsova

 

Comentarios