Comparte este artículo:

La cantidad de agua que tu cuerpo necesita depende del estilo de vida que tengas: de tu actividad física, de tu dieta y de otros factores ambientales como el clima y la altitud del lugar en el que vives. En general, se recomienda tomar entre 2 y 3 litros de agua por día (de 8 a 10 vasos), especialmente en el verano, cuando hace más calor y tienes más riesgo de deshidratarte.

Pero esto incluye el agua que contienen los alimentos que consumes. Los que tienen un alto contenido de agua son las frutas como el melón, la sandía, las naranjas y los cítricos en general. Les siguen las verduras como la lechuga romana, el apio, el pepino y los tomates. Las sopas y otros alimentos como los yogures también son buenas fuentes de hidratación.

Una buena forma de saber si estás suficientemente hidratado es tomando como referencia tu orina. Si es demasiado amarilla y te da mucha sed, entonces necesitas evaluar la cantidad de agua que tomas y aumentarla.

De todas formas, mantén siempre un vaso de agua a la mano. La hidratación es importante.

 

Imagen © iStock / Jakub Pavlinec

Comentarios