Comparte este artículo:

Muchos adolescentes y sus padres toman el consumo de marihuana a la ligera. Pero, a pesar de que se investiga su uso como medicamento, y de que tiene propiedades benéficas en el tratamiento de varias enfermedades come el glaucoma y la esclerosis múltiple, también hay muchos estudios que confirman sus efectos negativos en los jóvenes. Algunos de ellos han hallado que:

  • Puede afectar su salud mental (depresión, tendencia al suicidio)
  • Puede cambiar negativamente la estructura y la función del cerebro
  • Puede hacerlos perder hasta 8 puntos del coeficiente intelectual
  • Puede disminuir las probabilidades de que completen sus estudios
  • Al igual que el cigarrillo, causa daño en los pulmones
  • Es un potencial factor de riesgo para futuros problemas cardiacos y para el cáncer testicular

Todos estos efectos son importantes y apuntan al hecho de que la marihuana no es inofensiva y que su uso no es recomendable en la adolescencia. Habla con tus hijos calmadamente acerca de los riesgos. Aunque no lo creas, valoran tu opinión.

Comentarios