Comparte este artículo:

Es un debate que siempre está a la orden del día: ¿afecta el consumo de cafeína el desarrollo de un embarazo normal o tiene efectos sobre el comportamiento futuro del bebé? Un nuevo estudio realizado en Holanda indica que no, sobretodo en relación a la segunda premisa. Sin embargo, estudios anteriores hablan de que es mejor reducir el consumo de cafeína durante el embarazo porque puede provocar abortos involuntarios, entre otros problemas. ¿Qué debes hacer? No dejes de leer.

El embarazo no es sólo un momento de espera para la llegada de un nuevo ser humano a tu vida. Es una etapa en la cual debes cambiar muchos hábitos alimenticios para darle la mejor nutrición a tu bebé. Esto implica aumentar tu consumo de vitaminas, comer más vegetales, frutas y evitar ciertos alimentos que pueden causar complicaciones en el desarrollo del bebé. Entre ellos está la cafeína.

La cafeína es un estimulante que se da de manera natural en una variedad de plantas y se agrega a varios alimentos para darles sabor. Está presente en el café, té, chocolate, bebidas como las sodas (refrescos) o “colas” y algunos medicamentos.

¿Por qué debes evitar la cafeína durante tu embarazo?

  • Porque es un estimulante que produce que tu presión arterial y ritmo cardíaco aumenten, algo que no se recomienda durante el embarazo.
  • Porque es diurética, es decir que hace que orines con frecuencia y pierdas líquido. Esto puede causar deshidratación, condición peligrosa cuando estás embarazada.
  • Porque pasa a través de la placenta y llega a tu bebé. Esto no es recomendable ya que el metabolismo de tu bebé aún está madurando y no puede procesar la cafeína. Además, cualquier cantidad de cafeína puede alterar los patrones de sueño en tu bebé y los patrones de movimiento que se consideran normales ya en las últimas semanas de embarazo.
  • Porque puede causar defectos de nacimiento. Varios estudios realizados en animales indican que la cafeína puede ser la causante de defectos congénitos, parto prematuro y bajo peso al nacer. Aunque no se han hecho estudios que lleguen a esta conclusión en humanos, la recomendación va de la mano del adagio “es mejor prevenir que lamentar”.
  • Porque puede causar infertilidad o problemas para concebir. Esto también ha sido corroborado en algunos estudios.
  • Porque puede causar abortos espontáneos. Un estudio publicado por la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology encontró que las mujeres que consumen 200 mg o más de cafeína al día tienen el doble de riesgo de tener un aborto que aquellas que no consumen cafeína. Sin embargo, otro estudio publicado en Epidemiology, no encontró que el riesgo aumentara en las mujeres que consumían una dosis baja de café al día (entre 200 y 350 mg).

Como los estudios son contradictorios, la recomendación ante la duda, es que las mujeres embarazadas no deben superar el consumo de 200 mg al día de cafeína, o simplemente, deben evitarla.

Pero más allá de los efectos de la cafeína durante el embarazo, también se ha hablado de que el consumo de dicha sustancia podría tener consecuencias futuras en el comportamiento del bebé. No obstante, un estudio que se acaba de realizar en Holanda y publicado en la revista Pediatrics demuestra que no hay relación entre el consumo de cafeína y el comportamiento futuro de los niños. Sin embargo, los expertos advierten que esto no cambia el hecho de que la cafeína puede ser peligrosa durante el embarazo.

Por eso, es mejor evitar exceder su consumo. A continuación verás una guía para que conozcas el contenido de cafeína en diferentes bebidas y alimentos:

Café preparado (8 onzas) 137 mg
Café instantáneo (8 onzas) 76 mg
Té preparado (8 onzas) 48 mg
Té instantáneo (8 onzas) 26-36 mg
Bebidas gaseosas como Coca-Cola (12 onzas) 37 mg
Chocolate caliente (3 cucharaditas) 8-12 mg
Leche achocolatada (8 onzas) 5-8 mg
Barra de chocolate (1.55 onzas) 11 mg
Helado de chocolate/yogurt congelado (4 onzas) 2 mg

Si tienes dudas acerca del consumo de cafeína durante tu embarazo consulta con tu médico.

Imágen © iStockphoto.com / MachineHeadz

 

Comentarios