Comparte este artículo:

Dicen que cada vida que se salva de cáncer, es una batalla ganada. Y un análisis reciente confirma que el número de muertes por cáncer ha disminuido. Sigue leyendo esta noticia que nos levanta el ánimo para seguir luchando por los que todavía se encuentran en medio de la batalla.

A veces es imposible no asustarse con lo que dicen en los medios. Más gente está consciente del cáncer y se habla de esta enfermedad hasta en las telenovelas. La lista de factores de riesgo aumenta y es cada vez más común conocer a alguien que lo padece. Al saber esto, es normal que te preguntes, ¿realmente hemos ganado alguna batalla contra esta enfermedad? ¡Claro que sí!

Se dice que la “guerra contra el cáncer” en Estados Unidos se inició oficialmente en 1971 cuando Richard Nixon, quien era el Presidente de este país entonces, firmó la Ley Nacional contra el Cáncer. A pesar de que las muertes por el cáncer aumentaron entre 1970 y 1990 después de que la ley se firmara, registrando los números más altos entre 1990 y 1991, las muertes han disminuido significativamente a partir de esas fechas.

De acuerdo a un estudio publicado por la Asociación Americana del Cáncer las muertes para todos los tipos de cáncer bajó en un 11% para los hombres y en un 6% para las mujeres de 1971 al 2006. Y si tomamos en cuenta el alto índice de muertes que se registraba en 1990, éstas descendieron en un 21% en los hombres y un 12% en las mujeres de ese año al 2006. Para que te tengas una idea más exacta, entre 1991 y 2006 se salvaron las vidas de 561,400 hombres y de 205,700 mujeres.

Y lo más emocionante de todo es que entre el 60% y el 80% de la reducción de muertes desde 1991 se presentó en los 4 tipos de cáncer más comunes: el de pulmón,  el colorrectal, y el de próstata en los hombres y el de seno en las mujeres.

¡Esto hay que celebrarlo! Pero sin bajar la guardia. Una batalla ganada no quiere decir que hayamos vencido la guerra, y la lucha debe continuar.

El hecho de que se hable más del cáncer no quiere decir que la enfermedad esté fuera control, sino que cada vez más personas estamos alerta de sus señales, la forma de prevenirla y los tratamientos para curarla. El generar conciencia sobre la enfermedad es uno de los principales objetivos de esta lucha y es uno de los factores que ha influenciado en la reducción de muertes por cáncer pues cuando las personas están informadas, el cáncer se detecta más temprano o cambian hábitos riesgosos, como por ejemplo el del cigarrillo.

Que esta buena noticia nos sirva de aliento para seguir luchando contra el cáncer. ¡Hemos demostrado que se puede, sigamos lográndolo!

Comentarios