Comparte este artículo:

Tu hijo o hija adolescente se va a interesar en el sexo. Es normal y natural. No esperes que aprenda todo en la escuela o de sus amigos. La educación sexual de tus hijos también es tu responsabilidad como padre o madre. Sabemos que es difícil, pero hay que ser valientes e iniciar la conversación antes de que sea demasiado tarde. Aquí tienes unos tips para ayudarte a romper el hielo:

  • Aprovecha las oportunidades presentadas por una película o un programa de televisión que vieron juntos. O si te comentan sobre el novio o la novia de alguno de sus compañeros de clase…
  • Busca momentos en los que estén solos. A ellos también les avergüenza tratar el tema en frente de otros.
  • Habla de tus propias experiencias y de tus propios miedos cuando tenías su edad. Así es una conversación, no una cátedra.
  • Debe ser un diálogo, no un sermón. No sólo tienes que hablar. También tienes que escuchar.
  • No te sorprendas. Es probable que ya sepan más de lo que te imaginas. Pero algunas cosas que “saben” no son correctas: por ejemplo, muchos adolescentes piensan que el sexo oral no cuenta y que no corren peligro de infectarse con enfermedades de transmisión sexual.

Aunque no lo creas, tus hijos respetan tu opinión y tus valores, y será para ellos un alivio el poder discutir sus preocupaciones contigo sin sentirse juzgados. Ayúdales a entender la importancia de una vida sexual responsable, respetuosa, inteligente y saludable. ¡Buena suerte!

 

Imagen © iStock / Juan Monino

Comentarios