Comparte este artículo:

¿Tienes problemas para dormir? Si es así, ¿has pensado en hacer ejercicio para conciliar el sueño? Si no lo has pensado, te invito a que lo hagas.  Hay evidencia científica de que hacer ejercicio es bueno para combatir el insomnio. Aquí te cuento más detalles para que te animes a usar este antídoto contra las interminables noches sin poder dormir.

La verdad es que no envidio a las personas que tienen problemas para dormir. Pienso en la idea de llegar a la cama, apagar la luz y dar vueltas y vueltas sin poder conciliar el sueño y me solidarizo con aquellos que sufren de insomnio.

Algunos cuentan ovejas, otros leen en la cama, hay quienes se levantan a la mitad de la noche a tomar un vaso de leche tibia o a darse un baño caliente. Pero muchos de los que sufren de insomnio, ya se dieron por vencidos probando remedios caseros y decidieron empezar a tomar pastillas para dormir. Eso sí, algunos guardan la esperanza de encontrar otra alternativa para no tener que recurrir a los medicamentos.

¿A qué se debe el insomnio? Hay varias causas (ansiedad, depresión, exceso de cafeína, nicotina o alcohol, efecto secundario de algunas medicinas o suplementos, algunas condiciones médicas, etc.). Pero quizá encabezando la lista se encuentra el estrés. Si vives estresado(a) por alguna situación relacionada con el trabajo, la salud, la familia o la escuela, tu mente se podría mantener excesivamente activa durante la noche causándote dificultad para dormir.

Antes de que salgas corriendo a gastar tu dinero en medicamentos para dormir, considera algo muy sencillo, hacer ejercicio. Existen varios estudios científicos que respaldan la teoría de que el hacer ejercicio promueve el descanso y la relajación. La razón es sencilla: cuando te ejercitas, los niveles de las hormonas del estrés disminuyen y puedes relajarte.

En un estudio reciente realizado entre adultos de 50 a 55 años de edad que sufrían de insomnio, se encontró que el hacer ejercicios aeróbicos de manera regular mejora muchísimo la calidad del sueño, el estado de ánimo, la energía y la vitalidad. Esta investigación hecha por investigadores en Northwestern Medicine University es muy importante porque demuestra que el ejercicio tuvo un impacto mayor en la calidad del sueño, que otras alternativas a los fármacos que se formulan para poder dormir profundamente por varias horas en personas que no tenían otros problemas.

Siempre es mejor no tener que depender de medicamentos para lograr conciliar el sueño. Si tienes dificultades para dormir, ¿por qué no lo intentas? Para hacer ejercicio no necesitas nada más que voluntad. Además no tienes que gastar dinero—caminar o correr al aire libre es gratis- y puedes disfrutar de la recompensa que te trae una buena noche de descanso. Además la actividad física traerá otros beneficios a tu salud en general.

Recuerda que dormir es indispensable para tener una salud diez puntos, así como la buena nutrición y el ejercicio regular.

Si tienes insomnio, puedes valerte del ejercicio para tener dulces sueños. ¡Qué buen antídoto!

 

Imagen © iStock / OSTILL

Comentarios