Comparte este artículo:

Suena a un nuevo baile tropical, pero la verdad es que no es tan agradable. El dengue es una peligrosa enfermedad transmitida por mosquitos. También se conoce como Enfermedad del Dengue, fiebre del dengue, “fiebre rompe-huesos” o “fiebre quebranta-huesos”.

Seguramente has escuchado algo del dengue si vas de viaje a algún lugar en donde es común, o cuando ha habido un terremoto o un desastre natural. De hecho, estuvo en las noticias recientemente por los  juegos llamados  “Commonwealth  Games” en India, que coinciden con la temporada alta del dengue en ese país.  Si no lo conoces, aquí podrás aprender qué es el dengue, y si has escuchado acerca de él, aquí aprenderás más de los diferentes tipos  y de como se trata esta enfermedad.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes aegypti, que  crece en el agua estancada.

El dengue es causado por cuatro tipos diferentes del virus del dengue: DEN-1, DEN-2, DEN-3 ó DEN-4. La enfermedad es más común en los niños y las personas mayores, y se caracteriza por fiebre de aparición súbita que dura de 3 a 7 días, se presenta con dolor de cabeza, y dolor severo en las articulaciones y en los músculos. Por eso se le conoce como fiebre rompe-huesos. Hay un tipo mas grave de la fiebre del dengue que es el  dengue hemorrágico (DH) que se presenta con deshidratación y con trastornos en la coagulación (ya que puede haber sangrados).

La enfermedad es mas frecuente en los trópicos, en África, norte de Australia, Sudamérica, Centroamérica y México; y en los últimos años se está presentando en otras regiones de Norteamérica y  Europa. Recientemente se han presentado mas casos de dengue en Sudamérica, especialmente en Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Venezuela y Brasil.

El dengue es conocido como “fiebre rompe-huesos”, “fiebre quebrantahuesos” y “la quebradora” en países latinoamericanos, pues los pacientes dicen que es el peor dolor que han tenido y sienten como si les rompieran los huesos.

Como mencioné anteriormente, el dengue se transmite a través de la picadura de la hembra del mosquito Aedes aegypti. Su actividad es mayor a media mañana y poco antes de obscurecer. Vive y deposita sus huevos en los alrededores y en el interior de las casas, en recipientes utilizados para  guardar el agua para el uso doméstico y en jarrones, tarros, neumáticos viejos y otros objetos que se utilizan o hacen las veces de envases de agua. Cualquier persona que es picada por un mosquito infectado puede desarrollar la enfermedad, aunque es peor en los niños que en los adultos. La infección te da inmunidad (o sea, te protege) contra el tipo específico del virus que te picó, pero no te protege contra otros los otros tipos del virus del dengue.

La infección se produce cuando el mosquito pica a una persona enferma, y luego pica a otra sana y le trasmite el virus.

El cuadro clínico del  dengue o sea sus signos y síntomas, varían de un paciente a otro. Después de un período de incubación entre 5 a 8 días, aparece los síntomas con fiebre, dolores de cabeza y dolores intensos en las articulaciones (artralgias) y en los músculos (mialgias), por eso al dengue se le ha llamado “fiebre rompehuesos”. También puede haber inflamación de los ganglios linfáticos y erupciones en la piel, como puntitos de color rojo brillante, llamados petequias, que suelen aparecer en las piernas y en el tórax de los pacientes. Algunas personas tienen síntomas muy leves y por lo tanto se puede pensar que tienen un resfriado u otra infección viral.

Los signos de alarma en los pacientes con dengue hemorrágico son dolor abdominal, palidéz, sudoración severa, sangrado en varias partes del cuerpo, taquicardia (que el corazón late rápidamente), dificultad para respirar y convulsiones. Estos síntomas requieren acudir a un hospital de urgencia.

Es importante prevenir el dengue, cuando viajes a países en donde existe la enfermedad. Por ahora no hay un vacuna y cuando exista deberá protegerte contra los cuatro tipos. Por  eso te recomiendo que uses repelentes contra los insectos, los mejores son los que tienen DEET (dietiltoluamida) o el aceite de eucalipto de limón. Úsalos en las áreas del cuerpo que no están cubiertas por la ropa. Usa ropa que te cubra la mayor parte del cuerpo y evita que te piquen los mosquitos, cerrando las puertas y las ventanas.

No hay un medicamento específico para tratar la infección del dengue. Es muy importante tomar muchos líquidos para evitar que te deshidrates. Para aliviar el dolor y la fiebre es importante evitar la aspirina y las medicinas antiinflamatorias, ya que estos medicamentos pueden agravar la hemorragia que hay en los casos severos. En su lugar toma tomar paracetamol (acetaminofén).

En los casos  mas severos debes de ir a un hospital para que te pongan suero intravenosos (en la vena) y en los casos raros de hemorragias, necesitarás que te administren sangre y plaquetas también.

Ahora que conoces mas acerca del dengue, recuerda tomar las medidas preventivas cuando viajes a lugares en donde tengas riesgo de enfermarte y consulta con tu médico.  Como siempre aquí en VidaySalud.com encontrarás información importante para cuidar tu salud.

Imágen © iStockphoto.com / Vinicius Ramalho Tupinamba

Comentarios