Comparte este artículo:

La presión arterial se considera alta -lo que se le llama hipertensión- si mide arriba de 140/90. Puede dañar muchos órganos, incluyendo el cerebro, los ojos, el corazón, los riñones y las arterias en todo el cuerpo. Además, aumenta el riesgo de ataques al corazón, accidentes cerebrovasculares (apoplejías) e insuficiencia renal. Es importante que te midas la presión frecuentemente ya sea en casa o en tus visitas al doctor.

Para prevenir la hipertensión se recomienda el ejercicio regular, limitar el consumo de sal, mantener un peso saludable, dejar de fumar y reducir el colesterol. Tu médico también te podría recetar medicamentos que bajan la presión.

Comentarios