Comparte este artículo:

La infección de la vejiga o cistitis es causada por el crecimiento anormal de bacterias dentro de la vejiga. Estas infecciones son más comunes en las mujeres que en los hombres. Hay infecciones simples e infecciones complicadas (en los hombres todas se consideran complicadas) que varían en su tratamiento.

Los síntomas de ambas pueden incluir:

  • Necesidad de orinar con más frecuencia de la normal
  • Ardor, dolor o molestia al orinar
  • Necesidad de orinar durante la noche
  • Dolor en la parte baja del abdomen
  • Sangre en la orina
  • Orina turbia o con un olor desagradable

Las infecciones complicadas pueden venir también con fiebre, náuseas y/o vómitos, escalofríos, dolor de espalda y confusión.

En las infecciones simples, el médico recetará un antibiótico – que generalmente se toma por tres días. Las infecciones complicadas requieren un antibiótico diferente, que se toma por 10 días o más y es posible que requieran hospitalización para darles seguimiento de cerca.

 

Imagen © iStock / Peter Hermes Furian

Comentarios