Comparte este artículo:

Tradicionalmente, la anestesia conocida como epidural es la que se le aplica a las embarazadas durante el parto para ayudar a mitigar el dolor. Pero una nueva investigación encontró que otra anestesia espinal o raquídea que se aplica en la primera etapa del parto y se combina con la epidural, puede dar mejores resultados.

Se estima que el 50% de las mujeres que dan a luz en el hospital pide usar el método de anestesia local conocido como epidural, para aliviar el dolor durante el trabajo de parto. La famosa epidural tiene como objetivo disminuir la sensación de dolor (lo que se conoce como analgesia) en la zona inferior de la espina dorsal.

Un nuevo estudio realizado en San Diego, en Estados Unidos, habla de que la epidural, cuando se combina con otro tipo de analgesia denominada espinal o raquídea, proporciona un alivio más rápido y efectivo. Para la investigación se dividieron en dos grupos a 800 mujeres sanas que requerían anestesia durante el parto. Un grupo recibió la anestesia epidural estándar, la cual consiste en aplicar una inyecciones en el espacio epidural a través de un pequeño tubito que se mantiene adentro de las membranas que recubren la médula espinal. Mientras que, el otro grupo recibió un tratamiento combinado que se inició con la inyección de medicamentos en el espacio más profundo que rodea a la médula antes de aplicar la anestesia epidural.

La efectividad de estos dos tipos de analgesia se comparó durante distintos momentos del trabajo de parto y el nacimiento de los bebés. En una escala de 0 a 10, la puntuación del dolor que dieron las mujeres que recibieron la terapia combinada fue de 1.4, mientras que aquellas que recibieron la epidural calificaron su nivel de dolor en 1.9. Para los autores del estudio, esta diferencia es bastante significativa.
Además de que la anestesia combinada fue más efectiva, logró tener efecto once minutos más rápido que cuando se aplica solamente la epidural estándar. La investigación también encontró que quienes recibieron la terapia combinada, no necesitaron dosis adicionales de anestésicos para calmar el dolor.

En cuanto a los efectos secundarios, los investigadores encontraron que fueron similares en los dos grupos de mujeres, y la tasa de nacimiento por cesárea fue entre el 14% y el 16%.

Si bien este estudio confirma que el método combinado da un alivio más rápido del dolor, esto también puede asociarse con un mayor riesgo de efectos secundarios como tasas cardiacas fetales más bajas. Esto se observó en las mujeres que recibieron terapia combinada durante el experimento. Sin embargo, esto no incidió para que se requiriera hacer cesáreas de emergencia.

Recuerda que la decisión de usar anestesia o no es tuya y de tu médico, de acuerdo a cada caso en particular y a cómo se desarrolle tu trabajo de parto. Infórmate bien sobre los efectos secundarios y los beneficios de este tipo de anestesia combinada y de la epidural para que hables con tu médico y decidan lo que más te conviene a ti y a tu bebé.

 

Imagen © iStock / Beano5

Comentarios