Comparte este artículo:

Varios estudios recientes han demostrado que muchas personas no conocen las señales y síntomas de un accidente cerebrovascular.  Esa falta de conocimiento puede llevar a un desenlace mortal o a discapacidad, dice la edición de enero de “Mayo Clinic Women’s HealthSource”.

El accidente cerebrovascular es la tercera causa principal de muerte en Estados Unidos y la causa principal para que una persona sufra grave discapacidad duradera.  Los hombres corren más riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que las mujeres, pero las muertes femeninas por este problema superan anualmente a las masculinas debido a que normalmente las mujeres viven más que los hombres y son mayores cuando el accidente cerebrovascular ocurre.

Existen tratamientos capaces de disminuir enormemente el daño ocasionado por un accidente cerebrovascular, pero para ello, cada minuto cuenta. Cuando ocurre un accidente cerebrovascular, en forma inmediata las células cerebrales empiezan a morir o dañarse.  Los pacientes y sus familiares deben reconocer las señales y buscar atención médica de urgencia a fin de obtener el mayor provecho de la misma.

Los accidentes cerebrovasculares isquémicos, el tipo más común de éstos, se producen cuando un coágulo bloquea algún vaso sanguíneo del cerebro.  Los médicos pueden desintegrar el coágulo con el fármaco conocido como activador tisular del plasminógeno, pero este medicamento debe administrarse dentro de las primeras 4 horas y media desde que empiezan los síntomas.  Si bien existen otras alternativas de tratamiento, mientras antes empiece éste, más probabilidad tiene de ser exitoso.

Las señales de advertencia normales de un accidente cerebrovascular aparecen repentinamente y entre ellas están las siguientes:

  • Entumecimiento o debilidad en la cara, brazo o pierna, especialmente en un solo lado del cuerpo
  • Confusión, problemas para hablar o entender lo que le dicen
  • Dificultad para caminar, mareo o pérdida del equilibrio y coordinación
  • Dolor de cabeza fuerte y repentino, sin causa aparente

Entre las señales poco usuales, que también aparecen repentinamente, están el sentir  dolor en la cara o extremidades, náusea, cansancio o debilidad general, falta de aire o palpitaciones cardíacas.  Estos síntomas menos comunes se presentan con mayor frecuencia entre las mujeres.

Los síntomas de un accidente cerebrovascular podrían durar desde varios minutos a una hora y luego desaparecer.  Esos eventos breves podrían deberse a un ataque isquémico transitorio (AIT), también conocido como mini accidente cerebrovascular.  No se debe ignorar un AIT porque aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que puede ocasionar daños permanentes.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / Juan Luis Jones Herrera

Varios estudios recientes han demostrado que muchas personas no conocen las señales y síntomas de un accidente cerebrovascular.  Esa falta de conocimiento puede llevar a un desenlace mortal o a discapacidad, dice la edición de enero de “Mayo Clinic Women’s HealthSource”.

El accidente cerebrovascular es la tercera causa principal de muerte en Estados Unidos y la causa principal para que una persona sufra grave discapacidad duradera.  Los hombres corren más riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que las mujeres, pero las muertes femeninas por este problema superan anualmente a las masculinas debido a que normalmente las mujeres viven más que los hombres y son mayores cuando el accidente cerebrovascular ocurre.

Existen tratamientos capaces de disminuir enormemente el daño ocasionado por un accidente cerebrovascular, pero para ello, cada minuto cuenta. Cuando ocurre un accidente cerebrovascular, en forma inmediata las células cerebrales empiezan a morir o dañarse.  Los pacientes y sus familiares deben reconocer las señales y buscar atención médica de urgencia a fin de obtener el mayor provecho de la misma.

Los accidentes cerebrovasculares isquémicos, el tipo más común de éstos, se producen cuando un coágulo bloquea algún vaso sanguíneo del cerebro.  Los médicos pueden desintegrar el coágulo con el fármaco conocido como activador tisular del plasminógeno, pero este medicamento debe administrarse dentro de las primeras 4 horas y media desde que empiezan los síntomas.  Si bien existen otras alternativas de tratamiento, mientras antes empiece éste, más probabilidad tiene de ser exitoso.

Las señales de advertencia normales de un accidente cerebrovascular aparecen repentinamente y entre ellas están las siguientes:

  • Entumecimiento o debilidad en la cara, brazo o pierna, especialmente en un solo lado del cuerpo
  • Confusión, problemas para hablar o entender lo que le dicen
  • Dificultad para caminar, mareo o pérdida del equilibrio y coordinación
  • Dolor de cabeza fuerte y repentino, sin causa aparente

Entre las señales poco usuales, que también aparecen repentinamente, están el sentir  dolor en la cara o extremidades, náusea, cansancio o debilidad general, falta de aire o palpitaciones cardíacas.  Estos síntomas menos comunes se presentan con mayor frecuencia entre las mujeres.

Los síntomas de un accidente cerebrovascular podrían durar desde varios minutos a una hora y luego desaparecer.  Esos eventos breves podrían deberse a un ataque isquémico transitorio (AIT), también conocido como mini accidente cerebrovascular.  No se debe ignorar un AIT porque aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular que puede ocasionar daños permanentes.

Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:

Copyright © 2011 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

Imágen © iStockphoto.com / Juan Luis Jones Herrera

Comentarios