Comparte este artículo:

Todos tenemos altibajos emocionales. Es normal. Sin embargo, cuando se vuelven recurrentes y cíclicos, puede tratarse de ciclotimia, una forma leve del trastorno bipolar que se caracteriza por episodios alternados de cambios en el estado de ánimo, que van de una depresión leve o moderada a la hipomanía (euforia y excitación). Podría afectar tu funcionamiento diario.

En su fase eufórica (hipomanía), podría caracterizarse por alegría inusual y excesiva, optimismo extremo, autoestima muy elevada, hablar muy rápido, comportamiento hostil o agresivo, desconsideración con los demás, aumento de la actividad física o ejercicio, comportamientos compulsivos como ir de compras y gastar mucho dinero, aumento del deseo sexual, atracción por actividades riesgosas, y problemas para dormir y concentrarse.

En su fase depresiva, las características incluyen tristeza, desesperación, pensamientos o acciones suicidas, culpabilidad, ansiedad, pérdida de interés en actividades, problemas para dormir, falta de apetito, irritabilidad, y dolores crónicos sin causa aparente.

En general, la ciclotimia suele aparecer en la adolescencia o la juventud temprana y es difícil de detectar. Con el tiempo, puede progresar hasta convertirse en un trastorno bipolar. Si los cambios anímicos te afectan negativamente, es el momento de acudir al médico y pedir asesoramiento profesional. Existen varios tratamientos que pueden ayudar a mantenerte estable.

 

Imagen © iStock / ozgurdonmaz

Comentarios