No se sabe a ciencia cierta, pero el incremento de cirugías para aumentar o corregir el mentón o la barbilla, indica que las personas están muy interesadas en corregir rasgos óseos de su cara para lograr un rostro más equilibrado y joven. Aquí te cuento más sobre la cirugía estética más popular últimamente: la mentoplastía.

La belleza de la cara o del rostro, va más allá de la piel. Aunque te sometas a tratamientos para volverla más firme y evitar las arrugas, a la larga, la belleza también tiene que ver con la estructura ósea. Una cara con una mandíbula o mentón definidos, con seguridad es más atractiva y te hará lucir un rostro equilibrado. Tal vez por esa razón, más y más personas en los Estados Unidos están optando por hacerse la mentoplastía o cirugía para modificar el mentón.

Según datos proporcionados por la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS, por sus siglas en inglés), el aumento en el número de mentoplastías en Estados Unidos fue del 70% durante el 2011. En total, se realizaron aproximadamente 20,680 cirugías para reducir o aumentar el tamaño del mentón.

Pero ¿cuál es la razón detrás de este aumento en este tipo de cirugía estética? La realidad es que la forma del mentón afecta directamente cómo luce el rostro en su totalidad. Los expertos en el tema, reconocen que una barbilla débil sin duda provoca que las arrugas del cuello aparezcan más rápidamente. Las mujeres son las que por lo general se hacen la mentoplastía para verse más jóvenes. Los hombres, en cambio, lo hacen porque creen que un mentón pequeño los hace parecer más débiles.

Además, esta cirugía no requiere hospitalización y la recuperación no es dolorosa. Se puede tener un poco de inflamación (hinchazón), pero los resultados son visibles casi de inmediato. Esto hace que muchas personas se estén interesando más y más en someterse a este tipo de procedimiento.

Sin embargo, como con cualquier otra cirugía estética, primero debes informarte y saber en qué consiste. Es importante recalcar que la alteración del mentón o de la línea de la barbilla, no debe hacerse en adolescentes o en personas que están aún en la pubertad. Es indispensable que la cara haya dejado de crecer, pues los implantes del mentón son permanentes.

Teniendo todo estos factores en mente, puedes hablar con un cirujano plástico calificado (con buenas credenciales) y que tenga suficiente experiencia haciéndola para saber si la cirugía del mentón es una buena opción para ti.

Imágen © iStockphoto.com / Brent Holland

 

Comentarios