Comparte este artículo:

Cuando se tiene diabetes tipo 1 o tipo 2, ciertas complicaciones pueden afectar el placer que se siente a la hora de tener relaciones sexuales y hasta se puede disminuir el deseo sexual en las mujeres. Además, el tratamiento en sí puede tener efectos secundarios, incluyendo reducción de la libido. Por ejemplo:

  • La neuropatía diabética puede afectar los nervios en los genitales, resultando en falta de sensación o, al contrario, dolor durante la intimidad. También puede causar falta de lubricación vaginal.
  • Los medicamentos que regulan el azúcar en la sangre, los que promueven la salud del corazón y los riñones, y los antidepresivos pueden reducir el deseo
  • Las infecciones vaginales y del tracto urinario son comunes en las mujeres con diabetes, estas también resultan en incomodidad o dolor durante las relaciones.

Pero la diabetes no tiene que dañar tu vida sexual. Si controlas tu nivel de azúcar en la sangre, quiere decir que tu diabetes está bien manejada. Y si tu diabetes está controlada, estás en menos riesgo de sufrir complicaciones que afecten tu vida sexual. No te quedes callada, consulta con tu médico y verás que hay soluciones.

Imagen © Shutterstock / Stokkete

Comentarios