Comparte este artículo:

La gota es un tipo de artritis que afecta con más frecuencia a los hombres. Es dolorosa y casi siempre afecta al dedo gordo del pie. Afortunadamente, la gota se puede tratar y hay varias cosas que puedes hacer para prevenir que aparezca.

Marco pasó toda una noche con un dolor muy agudo en el dedo gordo del pie. Sentía que le quemaba, lo tenía hinchado y le costó mucho poder levantarse al día siguiente y apoyar el pie. Estos dolores se hicieron recurrentes hasta que decidió ir al médico y le diagnosticaron gota. Cuando se lo dijeron, Marco pensó que la gota era una enfermedad de viejos y que en su caso, por sólo tener 40 años, debían estar equivocados.

Pero no. La gota es un tipo complejo de artritis que puede afectar a cualquier persona, pero en especial a los hombres entre los 40 y 50 años, o incluso más jóvenes. Algunas mujeres también la padecen, sobretodo después de la menopausia. Con el tiempo, y si no se trata, la gota puede dañar tus articulaciones, tus tendones y otros tejidos.

¿Cuál es la causa de la gota?

El exceso del ácido úrico, un desecho que resulta de los procesos normales del cuerpo y que además se encuentra en ciertos alimentos como carne, mariscos, anchoas, espárragos, levaduras y champiñones u hongos, ricos en un químico llamado purina. Las purinas son un compuesto de nitrógeno que se forman dentro de las células o que entran al cuerpo a través de la comida. Las purinas se degradan (se convierten) en ácido úrico. Lo normal es que los riñones eliminen el ácido úrico a través de la orina, pero cuando los niveles de este ácido se encuentran elevados en la sangre, se acumula alrededor de tus articulaciones en forma de cristales causando inflamación y dolor.

¿Te puede dar gota?

Si estás en sobrepeso, tomas bebidas alcohólicas en exceso (más de dos copas diarias) o comes mucha carne o alimentos con alto contenido de un químico llamado purina, tienes mayor riesgo de contraer gota.

Otros factores que contribuyen a que desarrolles gota son:

  • Ciertas condiciones como hipertensión, diabetes, colesterol alto y arteriosclerosis.
  • Algunos medicamentos como los diuréticos y aspirinas.
  • Historia familiar de gota.
  • Ser hombre.

¿Cómo saber si tienes gota?

Como en el caso de Marco, la gota por lo general se manifiesta con un ataque nocturno de dolor crónico en el dedo gordo del pie, los tobillos, los pies o las rodillas. Estos ataques pueden durar por unos días y luego desaparecer. Igual, te recomiendo que visites al doctor incluso si ya no te duele. El ácido úrico puede dañar gravemente tus articulaciones. El médico te sacará una muestra del líquido de tus articulaciones y también es probable que te ordene un examen de sangre para medir los niveles de ácido úrico.

¿Y del tratamiento, qué? Una vez que te hayan diagnosticado, el doctor puede darte una inyección de corticoides o alguna medicina para que tomes diariamente hasta que tus síntomas se desaparezcan. Para aliviar el dolor durante un ataque de gota, puedes tomar Ibuprofeno (Advil, Motrín) u otro medicamento anti-inflamatorio. Es muy importante que no tomes aspirina, puesto que puede causar que la gota empeore al subir los niveles de ácido úrico en tu sangre.

Para prevenir ataques en el futuro, probablemente el médico te recete alguna medicina para controlar los niveles de ácido úrico en tu sangre. Este medicamento podría ser recetado de por vida.

Otro aspecto importante, es la dieta: el evitar comer carne y mariscos diariamente, así como el limitar el consumo de los alimentos que contienen purinas (que mencionamos anteriormente), el limitar tu consumo de alcohol (en especial la cerveza porque contiene levaduras) y el tomar mucho agua es muy importante. De esta manera, no volverás a tener ni una “gota” de dolor.

Comentarios