Comparte este artículo:

Un nuevo estudio descubrió que el cuerpo tendría una forma de detectar la cantidad de grasa que tiene y se las ingenia para recuperarla, si es eliminada mediante algún método externo como la liposucción, aunque parece que vuelve en zonas diferentes. Si estás pensando en someterte a algún tratamiento de ese tipo, piensa adónde prefieres tener más volumen: ¿en las caderas o en los hombros? Sigue leyendo y sabrás porqué debes responderte a esta pregunta antes de hacerte una liposucción.

“Espejito, espejito… ¿qué le está pasando a mi cuerpito?” Ahora que la liposucción se ha convertido en la cirugía más común para reducir la grasa en esas partes del cuerpo que más te molestan (que en las mujeres suelen ser las caderas), un estudio reciente ha comprobado que la grasa comienza a volver al cuerpo, apenas un año después de que haya sido operado. Y lo más llamativo es que no vuelve al mismo lugar sino que lo que te quitas de las caderas parece volver pero más arriba, en la parte superior del abdomen, los hombros, brazos y tríceps.

Unos investigadores de la Universidad de Colorado, en los Estados Unidos, encontraron esto al evaluar a un grupo de mujeres de peso normal con acumulación de grasa en las caderas y el abdomen. Realizaron el estudio dividiendo al grupo en dos: unas se hicieron liposucción y las otras no, y compararon a ambos grupos (al último grupo le ofrecieron operarse a un precio más económico al finalizar el estudio, si así lo deseaban).

Lamentablemente, los resultados no fueron alentadores ya que los científicos comprobaron que la grasa perdida volvía en diferentes zonas del cuerpo. Esto ocurre, según los investigadores, porque el organismo “defiende” su propia grasa, es decir que controla el número de sus células de grasa tan cuidadosamente como el volumen de grasa.

La pregunta que surgió entonces fue por qué las células de grasa no volvieron al lugar donde se encontraban antes de la cirugía, sino que se desplazaron a otro. En respuesta, los investigadores creen que puede ser porque la liposucción destruye violentamente la estructura en forma de red en la que viven las células de grasa debajo de la piel.

La liposucción es un tipo de cirugía estética mediante la cual se eliminan los depósitos de grasa excesiva no deseados, ya sea para mejorar la apariencia corporal o para pulir los contornos corporales irregulares o deformes, como debajo del mentón, el cuello, los pómulos, la parte superior de los brazos, los senos, el abdomen, los glúteos, las caderas, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los tobillos. Por eso, algunas veces, a este procedimiento se lo denomina contorneado corporal.

A pesar de que actualmente la liposucción es algo muy popular, se trata de una cirugía compleja y puede implicar una recuperación dolorosa y complicaciones graves. Por eso es importante pensar cuidadosamente antes de tomar la decisión de someterse a esta cirugía, que utiliza una máquina de liposucción e instrumentos especiales que, en pocas palabras, se introducen por la piel y aspiran la grasa que se quiere quitar.

¿Y tú, te has hecho alguna liposucción, cuánto hace, te está pasando lo que han descubierto los investigadores o, por el contrario, todavía estás pensando si te animas a someterte a esta operación? Pues no te preocupes ni te apresures: piénsalo dos veces y luego una más si es necesario, antes de tomar la decisión de operarte (sobre todo ahora que tienes esta información).

Según comentaron los investigadores, las mujeres que participaron en el estudio y se sometieron a la liposucción estaban contentas con el resultado, ya que no se sentían cómodas con sus caderas y sus muslos, e incluso entre las mujeres del grupo que no fueron operadas, más de la mitad eligió hacerse una liposucción cuando finalizó el estudio, aún conociendo los resultados.

Por otro lado, recuerda que esta cirugía estética no reemplaza a la dieta ni al ejercicio y que lo importante no es controlar la obesidad por una cuestión puramente visual y estética sino, básicamente, para mantener una buena salud. Por eso, como te decimos siempre, independientemente de si eliges un tratamiento como la liposucción por cuestiones estéticas, la clave está en mantener hábitos saludables que te permitan vivir más y mejor.

Imágen © iStockphoto.com / Andrei Bazylchyk

Comentarios