Skip to main content
  • La inteligencia artificial en salud está en auge, con herramientas como MedLM de Google que prometen revolucionar la atención médica. ¿Podría la IA mejorar la eficiencia en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, o enfrentamos riesgos como la pérdida de la conexión humana en la medicina?
  • MedLM, la suite de inteligencia artificial de Google, ofrece nuevas perspectivas para la atención médica. Desde simplificar la documentación hasta reducir la carga administrativa para médicos, ¿estamos ante una transformación positiva o enfrentamos desafíos éticos y de privacidad?
  • La inteligencia artificial en salud tiene un potencial enorme, pero también plantea preguntas cruciales sobre privacidad y ética. ¿Cómo equilibrar la eficiencia que ofrece la IA con la empatía en la atención médica? La sociedad debe participar en la conversación para guiar el camino hacia un futuro saludable y ético.

La inteligencia artificial se ha popularizado de forma muy importante en el último año, especialmente con el lanzamiento de herramientas de IA generativa -como el ChatGPT- que ha puesto al alcance de mucha gente la posibilidad de consultar información a partir de grandes cantidades de datos, con respuestas realmente sorprendentes.

El ámbito de la salud no es una excepción y se han dado casos en los que la IA ha ayudado a detectar o diagnosticar casos de enfermedades raras o minoritarias, en las que este tipo de herramientas tienen un gran potencial ya que permiten reunir información dispersa y a aumentar de forma considerable los datos para poder analizarlos y sacar conclusiones que de otra forma sería mucho más complicado o al menos tardado conseguir. Esto no sólo puede tener un papel destacado para mejorar el diagnóstico, también para encontrar nuevas opciones terapéuticas e impulsar la investigación.

Pero es muy importante tener en cuenta, como en todo, la otra cara de la moneda. En este caso, los riesgos asociados que vienen de un mal uso por parte de población sin la formación adecuada que puede facilitar algunas prácticas desaconsejadas, como la automedicación, o alimentar miedos infundados de padecer alguna enfermedad buscando síntomas aislados, como ya pasa con buscadores de internet desde hace años.

Gran potencial como herramienta médica

La reciente introducción de herramientas especializadas, como MedLM, una suite de modelos de inteligencia artificial generativa de Google diseñados específicamente para el ámbito de la salud, ha generado expectación y preguntas sobre el impacto que esta tecnología podría tener en la sociedad, especialmente en los usuarios del sistema sanitario y sus familias.

Uno de los aspectos más prometedores de MedLM es su capacidad para mejorar la eficiencia en entornos médicos. HCA Healthcare, por ejemplo, ha estado probando una solución de toma de notas para médicos que utiliza MedLM. Esta plataforma, conocida como Augmedix, aprovecha la inteligencia artificial para convertir conversaciones entre médicos y pacientes en borradores de notas médicas. Esto no solo simplifica el proceso de documentación, sino que también tiene el potencial de reducir la carga administrativa sobre los médicos, ayudándoles a centrarse más en la atención directa al paciente y posiblemente reduciendo el agotamiento profesional.

La integración de MedLM plantea preguntas sobre cómo afectará la relación entre médicos y pacientes. Con herramientas como Augmedix, que utilizan procesamiento de lenguaje natural y modelos de lenguaje, las interacciones entre clínicos y pacientes pueden traducirse de manera eficiente en registros médicos. Sin embargo, algunos críticos plantean preocupaciones sobre la posible pérdida de la conexión humana en el proceso. Es crucial encontrar un equilibrio entre la eficiencia que proporciona la inteligencia artificial y la empatía inherente en la atención médica.

A medida que las organizaciones de salud adoptan tecnologías de este tipo surge la pregunta inevitable sobre la privacidad y la confidencialidad de la información del paciente. La plataforma Augmedix, por ejemplo, se compromete a proporcionar notas médicas compatibles con la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico (HIPAA). Sin embargo, estas garantías deberán ser monitoreadas de cerca para asegurar que se mantenga un alto estándar de seguridad y privacidad de los datos del paciente.

El futuro: más modelos y más preguntas:

Google tiene planes de introducir modelos adicionales basados en su última creación, Gemini, en la familia MedLM en 2024. Esto podría expandir aún más las capacidades de la inteligencia artificial en el ámbito de la salud. Sin embargo, cada avance tecnológico conlleva nuevas preguntas y desafíos, y es fundamental que la sociedad participe en la conversación sobre cómo se utilizan y se implementan estas tecnologías en el ámbito de la salud.

En última instancia, la introducción de MedLM y tecnologías similares tiene el potencial de transformar la atención médica, mejorar la eficiencia y proporcionar beneficios significativos para pacientes y profesionales de la salud. Sin embargo, para maximizar estos beneficios y mitigar posibles riesgos, es esencial abordar de manera proactiva las preguntas éticas, de privacidad y de seguridad que surgen con estas innovaciones tecnológicas en el ámbito de la salud.

Por Karla Islas Pieck
© 2024 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN). All rights reserved.
Imagen: ©Shutterstock / LALAKA

Comentarios de nuestra comunidad