La marihuana y sus efectos: lo que debes saber

¿Has oído hablar del cáñamo? Tal vez te suene conocido o tal vez no tengas idea de que se trata de una planta que da unas flores (cogollo) muy apetecidas por muchas personas, incluyendo los adolescentes. Se trata de la marihuana, o cannabis, como también se le conoce.

El uso de la marihuana como sustancia psicoactiva (que altera el sistema nervioso central y altera la conciencia), no es nuevo. Es más, su uso es ancestral (nuestros antepasados la usaban) ya que existe desde muchos años antes de Cristo. Muchas tribus indígenas la usaban en sus rituales como un agente adivinatorio, para sedar el dolor e incluso, esta planta se usaba (todavía) para fabricar telares y papel. Pero más allá de que hasta pueda usarse para preparar platillos en la cocina, el consumo de la marihuana (o “maría”, “bareta”, “mota”,  como se le conoce comúnmente) es ilegal y puede tener consecuencias físicas y emocionales.

Durante la adolescencia es común que estés expuesto a esta sustancia, y tal vez por el hecho de que es una planta y de que incluso se recomiende su uso por razones médicas en algunas circunstancias, pienses que la marihuana es inofensiva. Pero la realidad es que la marihuana produce efectos psicoactivos y medicinales debido a que contiene unos compuestos químicos llamados cannabinoides, de los cuales el principal es el delta-9- tetrahidrocannabinol, o THC. Esta sustancia es la responsable de que al consumirla, ya sea a través de un cigarro armado o liado (porro, cacho, bareto, joint, depende del país) u otros medios, te pueda causar una sensación de bienestar que se conoce como “estar high”, “contento”, “embalado” , “colocado”, “de subidón” o en “un viaje”.

Pero la sensación de bienestar y alegría que produce la marihuana al llegar al cerebro y liberar dopamina (la sustancia asociada con el bienestar y el placer) es pasajera y en cambio puede producirte otros efectos secundarios — especialmente si se usa frecuentemente — que son negativos. Entre ellos:

Los efectos que tiene el uso de la marihuana o cannabis en el cerebro son importantes. Tu cerebro adolescente, aún está en desarrollo. ¿Tú crees que vale la pena que fumes marihuana y alteres tu capacidad de aprender y de memorizar? ¿Vale la pena que desde tu adolescencia establezcas una adicción o co-dependencia? Piénsalo.

Además, el uso prolongado de la marihuana puede hacer que pierdas interés en las relaciones con tus seres queridos, la escuela, el trabajo y en otras actividades como el deporte o la música. Eso sin contar que por ser ilegal, puede causarte problemas en esas áreas o puede meterte en problemas si es que por ejemplo, manejas o conduces bajo su influencia. Obviamente no es recomendable que lo hagas porque tus reflejos se hacen más lentos y al no tener reacciones rápidas, puedes verte involucrado/a en un accidente.

Si te interesa aprender más sobre el tema, habla con tus padres o con un especialista al respecto. Es bueno que te mantengas informado/a acerca de la marihuana y puedas tomar decisiones que no afecten tu salud ni tu desarrollo.

 

Ultima revisión: 2018

Copyright © 2018 Vida y Salud Media Group. Todos los derechos reservados.

Imagen © iStock / Stockphoto4u

Comentarios
El contenido del sitio VidaySalud.com es sólo para fines informativos y educativos. VidaySalud.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica. Nunca desatiendas los consejos de tu médico profesional ni retrases el tratamiento que te recomienda debido a algo que hayas leído en VidaySalud.com.
Si piensas que puedes tener una emergencia médica, llama inmediatamente a tu médico o al 911 (o tu número local para emergencias médicas). Para más detalles, haz clic aquí »

© 2018 Hispanic Information and Telecommunications Network, Inc (HITN), Todos los derechos reservados.